Piloereccion Piel De Gallina

La piel de gallina es un fenómeno fisiológico heredado de nuestros antepasados ​​animales, el cual era útil para ellos, pero no es de mucha ayuda para nosotros. La piel de gallina, llamado reflejo pilomotor, aparece debido a una respuesta del sistema nervioso involuntario. Esta primitiva respuesta se produce cuando los folículos pilosos son estimulados por nervios específicos en la piel, lo que desencadena la contracción de diminutas células musculares, conocidas como erectores del vello, ubicadas en la base de los folículos pilosos.

La contracción de estas células musculares eleva ligeramente el folículo piloso, lo cual provoca que el vello se levante de la superficie de la piel. El reflejo pilomotor por lo general se produce en respuesta a temperaturas frías o a fuertes estímulos emocionales o psicológicos.

El cuerpo se esfuerza en mantener una temperatura relativamente constante. En condiciones de frío, la activación de los nervios de la rama simpática del sistema nervioso, provoca frecuentemente el reflejo pilomotor. En los mamíferos peludos, este reflejo ayuda a conservar el calor, al atrapar y mantener aire caliente alrededor de la superficie de la piel. Sin embargo, el reflejo no es un mecanismo de conservación de calor efectiva en las personas, ya que los humanos carecemos de vello corporal denso.

Entre otras funciones, el sistema nervioso simpático estimula la respuesta de lucha o huida. Esta reacción es provocada por la adrenalina que se activa cada vez que se presenta una situación de peligro o temor, lo cual da origen a la expresión idiomática “tengo los pelos de punta”. En algunos casos, la amenaza podría no ser real o eminentemente física; por lo que se puede tener piel de gallina mientras se ve una película de miedo, leer una novela de terror o incluso al rememorar un pensamiento aterrador.

Experimentar emociones fuertes e intensas suele desencadenar el reflejo de piel de gallina; en algunas personas, la excitación sexual también provoca este reflejo. Casi cualquier emoción fuerte puede potencialmente estimular el reflejo de pilomotor, incluyendo el amor, la alegría, la admiración, la ira, el asco y la tristeza.