Acaba de iniciar la fase de investigaciones que lleva a cabo el Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF) en relación a la tecnología Blockchain. En este sentido, su director general, Richard Samans ya está en la búsqueda de un enfoque más práctico para la investigación.

Hasta ahora, esta organización sin fines de lucro, integrada más de 1000 líderes de las compañías más prestigiosas del mundo, se ha concentrado activamente en la creación de un grupo de trabajo de Blockchain. De hecho, la semana pasada publicó su primer documento oficial acerca de cómo maximizar el impacto de esta tecnología.

El documento fue escrito por Don y Alex Tapscott, co-fundadores del Instituto de Investigación, con el propósito de definir una estructura que permitiera a consorcios, compañías privadas y los gobiernos, trabajar mancomunadamente para maximizar las ventajas potenciales de contar con un registro confiable para sus transacciones.

Sin embargo, poco tiempo después de la publicación, el director general del organismo reconoció que algunos de los integrantes del equipo de investigación todavía tienen mucho que aprender sobre Blockchain, a pesar de que el proyecto ya se puso en marcha. Samas afirmó que incluso algunos ejecutivos de los niveles más altos del WEF necesitaban aprender mucho más sobre cómo esta tecnología puede aplicarse para el beneficio de la sociedad.

Además, el director enfatizó que la Blockchain es ideal para que una gran cantidad de directivos de diversas compañías interesadas trabajen multilateralmente desde esa institución para optimizar las perspectivas de desarrollo de esta tecnología.

Todo dependerá de la rapidez con la que los miembros aprendan sobre esta tecnología, y si los desarrolladores de la Blockchain desean este tipo de intervenciones centralizadoras, independientemente de que sus intenciones sean buenas o no.

Escribir un comentario