El comercio es posible gracias a la existencia del dinero, y el registro de cada transacción comercial se realiza en libros contables. Por lo general, la información contenida en estos libros no es del dominio público, razón por la cual, confiamos en terceros para la aprobación de estas transacciones (bancos, contadores, gobiernos, papel moneda, etc.).

Para el caso de las criptomonedas (como el Bitcoin, por ejemplo), existe un software basado en una red de computadoras que permiten registrar las transacciones en Internet. Se trata de un registro totalmente público que no está bajo el control de ningún intermediario, y que se distribuye mediante un libro contable digital. A esta tecnología se le conoce como la Blockchain o cadena de bloques.

La Blockchain ha posibilitado el cambio conceptual del dinero y de los negocios del que hablábamos recientemente cuando explicamos el concepto de Bitcoin. Ello se debe a la seguridad que brinda a las transacciones virtuales, y al hecho de no depender de intermediarios para su verificación. De hecho, se trata de la plataforma de software más importante del mundo en relación a los activos digitales.

[toc]

¿Qué es la tecnología Blockchain?

La tecnología blockchain es aquella en la cual se sustenta Bitcoin y otras criptomonedas, así como también distintas plataformas de software. Es considerada el pilar fundamental para lograr su propósito y buen funcionamiento.

Como su nombre lo indica, Blockchain o Cadena de Bloques en español, es un conjunto de bloques en cadena que van almacenando información de forma progresiva. En otras palabras, cada bloque es una colección de datos que se van conectando entre sí cronológicamente para formar la cadena.

Una de las particularidades que la caracteriza, es que una vez grabada la información dentro de la cadena, pasa a ser difícil o casi imposible de modificarla. Por otra parte, lo que hace de esta tecnología algo accesible y completamente descentralizada es el internet, puesto que cualquier persona con conexión puede hacer uso de ella y su alojamiento se comparte en todos los computadores conectados a la red.

¿Cómo funciona la tecnología Blockchain?

Su funcionamiento es posible gracias al articulado de tecnologías bien estructuradas dentro de un sistema encriptado, lo que brinda al usuario la protección de su identidad y de los datos de cualquier transacción. En este sentido, existen 4 tecnologías bien definidas que permiten realizar las operaciones:

  • Un libro contable digital, donde se registran todas las transacciones de la red. Estas transacciones, a su vez son agrupadas en bloques que se enlazan entre sí (De allí, el nombre de ‘cadena de bloques’).
  • Las Billeteras online, las cuales consisten en interfaces gráficas que permiten al usuario llevar a cabo sus transacciones y establecer sus identidades en línea.
  • Los Mineros, que son computadoras que autorizan la adición de los bloques de transacciones realizados a través de las billeteras online, a la cadena de bloques.
  • Los Nodos, o guardianes de la red, que igualmente son computadoras que almacenan una copia fiel del libro contable digital y que velan por el cumplimiento de las reglas del sistema.

El funcionamiento de una blockchain, es básicamente igual a un libro mayor de contabilidad, el cual lleva todas las transacciones que tienen lugar en la red, de forma segura y transparente. Todas estas transacciones que se ejecutan, son registradas en bloques haciendo uso de algoritmos criptográficos complejos para otorgarles un alto grado seguridad.

La distribución de los bloques, tiene lugar en varias ubicaciones por medio de múltiples copias. Como se mencionó anteriormente, cualquier persona puede tener acceso a los datos contenidos en la cadena mediante la revisión detallada de cualquier bloque.

En el caso particular de Bitcoin, cada bloque contiene la información de la transacción efectuada, lo que incluye los datos del remitente, el destinatario, la cantidad de Bitcoins por la que se realizó y los datos relacionados al tiempo, como la fecha y hora en la que tuvo lugar la operación.

Cuando se lleva a cabo una transacción en la blockchain de bitcoin, esta ingresa en un grupo de transacciones no confirmadas llamada Mempool, las mismas son agregadas en un bloque, para que posteriormente los mineros con la resolución de un problema matemático confirmen la transacción y se termine agregando a la cadena. De tal manera que al agregarse constantemente transacciones a la cadena, se genera una dificultad computacional para revertirla o modificarla, por eso se habla de su condición de inmutabilidad.

Además, por el hecho de que esta cadena está distribuida en los computadores de millones de usuarios que la utilizan, se genera una enorme dificultad para modificarla o anular el sistema.

¿Qué son los bloques?

Los bloques son los pedazos de la cadena donde se va almacenando la información, cada bloque está compuesto de unos datos, el hash del bloque y el hash del bloque anterior. En el caso de la información contenida, dependerá del tipo de blockchain, en el caso de bitcoin como anteriormente se dijo es el remitente, destinatario y la cantidad de monedas.

En lo que se refiere al hash, son claves criptográficas asignadas a cada transacción, algo así como una especie de huella digital que identifica el bloque. Cada vez que se agrega una nueva transacción al contenido del bloque, este hash es modificado.

Por último, el hash del bloque anterior contiene la información registrada de las transacciones pasadas. Así es como se va formando la cadena de bloques.

¿Cómo hace la tecnología Blockchain para demostrar que todas las transacciones son reales?

La forma de demostrar que las transacciones registradas en los bloques de la cadena son reales, es mediante el trabajo de validación que hacen los mineros. Este trabajo de minería es realizado por los propios usuarios aportando su poder computacional disponible, para resolver ecuaciones algorítmicas complejas que al darle resolución se confirma la autenticidad de la transacción.

Este trabajo de minería es recompensado por la plataforma con cantidades de bitcoin y además tarifas aportadas por los usuarios como forma de incentivar a los mineros para ejecutar la verificación de las transacciones contenidas en los bloques.

En otra forma, partiendo de que la blockchain, las transacciones y los bloques, están establecidas en internet y en los equipos de los usuarios, estas pueden ser consultadas en cualquier momento. Sin embargo la identidad de las personas involucradas en las transacciones si permanecerán ocultas para el público en general.

Almacena y accede a tus datos de Facebook de forma segura con SocialVault

El proceso inicia con el envío de un activo digital de una billetera online a otra. Esta transacción es monitoreada por distintos nodos y se agrupa junto a otras transacciones que hayan sido monitoreadas. Las transacciones luego son enviadas a los mineros, como una especie de acertijo por resolver basado en simples principios matemáticos. Los mineros, a su vez, se encargan del mantenimiento del libro contable.

Los principios matemáticos de la Blockchain garantizan que la versión del libro contable será actualizada automáticamente y de manera continua con respecto de cada transacción que es añadida a la red. Por ello, si una persona intenta corromper alguna transacción, los nodos no actuarán bajo consenso y la cadena de bloques la rechazará.

El hecho de que sea un sistema consensuado en relación a cada transacción, convierte a la Blockchain en una tecnología de confianza compartida, y es la razón por la que siempre podemos estar seguros de que es una plataforma 100% transparente. Lo más interesante de todo, es que son los usuarios quienes en definitiva deciden qué valor añadirle a cada activo digital de la transacción (dólares, euros, acciones, etc.)

La tecnología de Blockchain ha facilitado el impulso de al menos 100 millones de transacciones en más de 140 países. De igual forma, la plataforma ha proporcionado herramientas para desarrolladores y los datos de las transacciones en tiempo real para que los usuarios analicen la economía digital que apenas está en plena expansión.

Tipos de Blockchain

Actualmente existen tres tipos de blockchain que han surgido luego de la introducción de bitcoin.

Blockchain Pública

Como su nombre bien lo indica, la característica principal de este tipo de blockchain es su condición pública. En este tipo de blockchain no hay una entidad de control, cualquier persona puede participar en la lectura, escritura y auditoria de la cadena de bloques. Otra de las particularidades de este tipo de blockchain es su transparencia, ya que su consulta puede realizarse en todo momento.

En las blockchain públicas, el hecho de que nadie esté en control tiene como consecuencia la creación de un mecanismo de consenso descentralizado como la prueba de trabajo (POW) y la prueba de participación (POS).

De esta forma en una blockchain de esta característica, cualquier persona puede ejecutar un nodo completo y comenzar a minar, realizar transacciones y revisar o auditar la blockchain en un explorador. Un ejemplo de blockchain públicas es Bitcoin, Litecoin, entre otras.

Blockchain Privado

A diferencia del caso anterior, esta blockchain es propiedad privada de un individuo o una organización y en este caso si existe un encargado de realizar la lectura, la escritura y conceder acceso determinado para realizar las mismas actividades.

La actividad de consenso en este caso, también depende del propietario encargado, otorgando de igual forma los derechos de minería a su conveniencia o no haciéndolo en absoluto. Este tipo de condiciones en este caso, son los que convierten nuevamente a la cadena de bloques en un sistema centralizado.

Para este tipo de blockchain, no cualquier persona puede ejecutar un nodo completo y empezar a minar, no todos pueden hacer transacciones en la cadena y tampoco su consulta o auditoria es posible para quien lo desee en un explorador. Un ejemplo de este tipo de blockchain es Bankchain.

Blockchain Federado

En el caso de las blockchain federadas o consorcios se busca eliminar la autonomía concedida a la única autoridad de las blockchain privadas. Es decir al contrario de tener un solo responsable por el uso de la blockchain, son varias empresas o entidades quienes mantienen su control y pueden tomar las decisiones que consideren pertinentes para obtener el mejor provecho de la red.

En este caso las posibilidades de uso en esta cadena son las mismas a la blockchain pública pero solo los miembros del consorcio pueden ejecutarlas. Un ejemplo de este tipo de blockchain es r3 y EWF.

¿Cómo la tecnología Blockchain puede cambiar el futuro?

Las múltiples aplicaciones de la tecnología blockchain, abren paso a una cantidad de usos y nuevos desarrollos para la industria tecnológica. Su implementación ha sido discutida de forma constante en los mercados financieros, plataformas de negociación, operaciones logísticas y comerciales, sistemas de votación, contratos de seguro, servicios notariales, seguro médico, sector automotriz, la gestión de identidades, derechos de propiedad intelectual, bienes raíces, cuidado de la salud, gestión de cadenas de suministro y en gobiernos, solo por hacer referencia a algunos.

El principal diferenciador de esta tecnología es obviamente su carácter descentralizado, transparente, público y seguro. Evita la necesidad de grandes servidores, lo que añade un factor de rentabilidad a quienes dispongan de su uso y los mecanismos de consenso resultan ideal para la ejecución de las transacciones.

La privacidad que puede aportar, también es un factor importante en sus futuras implementaciones en materia de nuevas tecnologías. Prescindir de los intermediarios genera un impacto en cualquier proyecto a desarrollar y confiere diversos beneficios como una experiencia mejorada de los usuarios, ahorro en los procesos burocráticos, costo de transacciones y sobre todo más confianza y seguridad para cualquier transacción o aplicaciones de software.

Conclusiones

La tecnología blockchain es una puerta hacia el futuro que se va abriendo poco a poco. El atractivo que ha tenido tanto en el mercado de criptomonedas, como para la gran infinidad de usos que le son posibles, ha generado una rápida adopción y le ha dado pronósticos prometedores en cualquier tipo de industria.

En el presente cada día se valoran y aprovechan más sus propiedades, por lo que su proceso de expansión en las diferentes ramas no tardara mucho tiempo. De igual forma su constante desarrollo mantendrá una adaptación a todas las innovaciones que se presenten y que puedan seguir aportando beneficios y soluciones a individuos, empresas y organizaciones.

Grant Thornton Spain ha grabado un magnífico corto en el que se compila la relevancia de la tecnología Blockchain en la revolución financiera digital:


Si quieres conocer más sobre esta tecnología y estar al tanto de las últimas noticias, aquí nuestra sección dedicada.

Más en TekCrispy