Hojas Rojas De Otono

En primavera y verano, las hojas son de color verde, gracias al pigmento llamado clorofila, por lo tanto, en esta época podemos captar fácilmente ese hermoso color en todas las partes “verdes” de una planta. La clorofila es también capaz de capturar la energía contenida en la luz solar, la cual se utiliza para convertir el agua y el dióxido de carbono del aire en el azúcar o la glucosa, una reacción química que se denomina fotosíntesis.

Al mismo tiempo, la glucosa producida se transporta al resto de la planta en forma de savia, un alimento para el árbol. Pero no siempre las hojas de una planta se mantienen verde. Conoce la respuesta científica de por qué las hojas cambian a color rojo en el otoño.

En otoño, las noches se convierten en los días más fríos y más cortos. Mientras el duro invierno se acerca, el árbol sabe que debe ahorrar su energía para seguir cumpliendo el proceso de fotosíntesis. Para ello, se forma una pequeña almohadilla de corcho entre el vástago de la hoja y la rama del árbol. Este tampón bloquea el paso de la savia de la hoja, lo que hace que se degrade la clorofila y el color verde de la hoja comience a desvanecerse.

Las hojas tienen otros pigmentos que no se pueden ver durante el verano porque están ocultas por la clorofila verde. En otoño, sin embargo, cuando la clorofila desaparece, estos pigmentos pueden mostrar sus colores reales. Las hojas de abedul y nogal, por ejemplo, contienen caroteno, un pigmento que hace que las hojas adopten un color amarillo, casi dorado.

Este lagarto ha puesto huevos y parido una cría en una sola camada

En el caso de arce y roble, la almohadilla de corcho deja entrar a un poco de savia, que al acumularse en las hojas, produce antocianina, un pigmento de color rojo y púrpura brillante.

Una vez más las naturaleza nos sorprende con su perfección y nos proporciona la oportunidad de presenciarla, a través de los bellos paisajes en las hojas de colores durante el otoño.

Más en TekCrispy