Travis Kalanick Dimite De Uber

Tras algunos años tormentosos, con fuertes escándalos internos y un halo oscuro que viene cobijando a Uber, Travis Kalanick ha terminado por dimitir a la presidencia de la empresa que ayudó a forjar en 2006.

Kalanick, quien inicialmente se encontraba en un periodo de baja, habría sido casi que obligado a renunciar a su puesto luego de ser sometido a mucha presión por parte de al menos cinco inversionistas, aseguran fuentes del New York Times.

Según el reporte del diario neoyorquino, Kalanick recibió una carta firmada por los inversionistas en la que directamente solicitaban su renuncia. Kalanick consultó, sin embargo, con otros miembros de la directiva antes de tomar su decisión final y asegurarse así un puesto en el consejo de administración.

En una entrevista con el Times, Kalanick expresaba: “Me encanta Uber más que nada en el mundo y en este momento difícil en mi vida personal he aceptado la solicitud de los inversores a dar un paso a un lado para que Uber pueda volver a la construcción en lugar de distraerse con otra pelea“.

La junta directiva, por su parte, ha repetido que Kalanick siempre ha puesto a Uber en primer lugar, y que su renuncia abre un “espacio para abrazar por completo un nuevo capítulo en la historia de Uber“.

Taxistas protestan masivamente en contra de Uber cerrando vías en Madrid

Los escándalos por los que Uber ha pasado en los últimos años parten desde las acusaciones de sexismo, investigaciones sobre acoso laboral que derivaron en el despido de varios empleados.

A esto se le suma un boicot por parte de los usuarios de Uber luego de que Kalanick decidiera formar parte del consejo de asesores del presidente Donald Trump, del que luego terminó renunciando. Y tampoco hay que olvidar las malas prácticas de Uber en contra de su rival Lyft, así como la vigilancia de los usuarios o el evadir a la justicia.

Más sobre esta historia

Más en TekCrispy