Tan pronto me llegó el email de que los creadores de ProtonMail estaban desarrollando un servicio VPN, no dude en apuntarme como beta tester. El servicio de ProtonMail es uno que sin duda deja muy satisfechos a los que requieren de un correo cuya prioridad es la seguridad y privacidad. Con esta premisa, esperar lo mejor de ProtonVPN era algo certero.

Y en efecto, ProtonVPN es un servicio VPN en el que los usuarios pueden encontrar rápidamente esa capa extra de seguridad que pueden estar buscando. Las ventajas propias de una red privada virtual son hoy en día hoy en día innegables, pues ofrecen a los a a los usuarios navegar la web sin ser rastreados, con mayor seguridad al pasar todo el tráfico por un túnel cifrado, y ayudan además a saltar bloqueos y censura.

Pero ProtonVPN lo pone todo muy sencillo. El usuario dispone de un simple panel en el que foco principal son los servidores a los cuales podemos conectarnos para simular esa dirección IP. Algunos servidores configurados para hacer transferencias P2P, y algunos otros, incluso con acceso a la red Tor para navegar en la deep web, son las ventajas que diferencia por mucho al servicio ProtonVPN.

‘Diferenciarse de la manada’ es algo muy complicado hoy en día para un servicio VPN, pero hay tres puntos claves que posiblemente hagan que ProtonVPN una buena opción para el usuario. Lo primero es que no dispone de un límite de navegación. Puedes descargar la cantidad de datos que se te ocurra a la velocidad máxima que la conexión te lo permita, eso sí, cuando utilices un servidor adaptado para redes P2P notarás que tus descargas torrents se verán favorecidas.

Lo segundo es que la arquitectura sobre la cual esta diseñada ProtonVPN simula una red Tor privada, es decir que enruta el tráfico a través de múltiples países para defender su red contra ataques. Además, claro permite que podamos conectarnos a la red Tor para incrementar las capas de seguridad.

Como tercer punto que destacar de ProtonVPN es su política de zero log. Gracias a que la empresa detrás de ProtonVPN tiene su base en Suiza, podemos estar seguros de que las leyes respaldan las afirmaciones del servicio de no estar obligados a guardar un registro de la actividad del usuario. Esto sin duda es algo de lo que muy pocos servicios VPN pueden alardear.

ProtonVPN esta desarrollado, hay que decirlo, por una empresa cuya transparencia y reputación han sido clave del éxito de su servicio ProtonMail. Este respaldo de confianza nos da la seguridad de que nuestros datos transitarán a través de servidores confiables; el hecho de que nos vayamos a exponer de otras formas es cosa nuestra.

Puede que ProtonVPN esté diseñado para para activistas, periodistas o aquellos que ya usan ProtonMail, pero ciertamente cualquier persona con las mismas necesidades de privacidad y seguridad debe tomar en cuenta este nuevo servicio. De momento, ofrecen una versión gratuita cuyas limitaciones son acceso a 3 servidores, 1 dispositivo, conexión lenta, y sin acceso a los servidores premium (P2P, Tor). Luego, los planes parten de los USD$ 4 al mes hasta los USD$ 24 al mes en un plan que incluye el servicio de ProtonMail Visionary.

Escribir un comentario