La nueva entrega de God Of War nos presenta a un nuevo Kratos, con un toque más paternal, ya que estará acompañado en esta nueva aventura por su hijo Atreus, mostrándonos una nueva faceta de aquel hombre vengativo que logró destronar a los dioses griegos.

El director de esta nueva entrega, Cory Barlog, habló sobre el reto que supuso mostrar un equilibrio en este personaje, ya que no querían perder las antiguas características del personaje, pero querían añadir la carga emocional que supondría tener un hijo: “Hay mucha historia, mucha vida en este personaje. Es un personaje en una etapa distinta de su vida, que ha cambiado dramáticamente. Así que mientras tratábamos de mantenerlo fiel a lo que ha sido también dimos espacio a que cambiara. En la primera parte del juego nos preguntábamos ¿cómo se escucharía Kratos como padre? Fallamos mucho”

El equipo de desarrollo trabajo duro en cuanto a buscar una dualidad con este nuevo aspecto del personaje, los cuales los llevaba a un duro proceso de revisión para poder ver si habían cumplido el objetivo planeado: “la gente decía cosas como: este juego es duro de jugar, es como un simulador de paternidad, odio a Kratos, es terrible. Entonces considerábamos que habíamos ido muy lejos en ese sentido y tras otra ronda teníamos reacciones como: ahora suena como Ben Kenobi, es ridículo, este no es Kratos. Ahí tomábamos otra dirección. Lo importante fue encontrar el punto medio, que exprese lo que pensamos como personaje para esta entrega pero manteniéndolo fiel a lo que es”.

Atreus nos acompañará por toda esta nueva travesía en contra de los dioses nórdicos y podremos apreciarlo cuando God Of War llegue a la PS4 a inicios del 2018.

Escribir un comentario