Hackerbanco

16 meses de prisión es la sentencia que recibió James Ejankowski, un británico de 24 años, por robar cerca de cien mil libras de una entidad bancaria, aprovechando una vulnerabilidad temporal que le permitió desviar los fondos hacia otra cuenta.

Ejankowski descubrió una falla en los sistemas del Banco Clydesdale and Yorkshire, que le permitía sustraer dinero ajeno para otra cuenta, entre medianoche y la una de la madrugada. El sujeto transfirió unas 99 mil libras a la cuenta de su novia, Charlotte Slater, de 26 años, durante diciembre del año pasado. También transfirió 1.300 libras a la cuenta de su suegro.

Sin embargo el cibercriminal dio evidentes muestras de descuido al utilizar el dinero en la compra de dos automóviles (un BMW y una Range Rover), además de mandarse a hacer tatuajes en el rostro. Ejankowski justificó ante su familia la posesión del dinero, diciendo que se lo había ganado al raspar un boleto de lotería instantánea. Además, indicó que le dio mil libras a su tía.

Hackers roban fotos de viajeros de la Agencia de Aduanas de EE.UU.

Con todo, el convicto indicó que tenía la intención de devolver el dinero cuando estuviera en condiciones de hacerlo, a pesar de estar desempleado. Además indicó que 40 libras del dinero eran de su propiedad. Ya Ejankowski había estado en prisión por siete cargos de fraude.

Slater, de quien la corte decidió que había jugado un rol menor en el fraude, y no parece haber recibido beneficio directo, recibió una condena de seis meses de prisión, que se le suspendió por un mes de rehabilitación por aprovechamiento de bienes robados.

El banco ya aplicó los correctivos necesarios a la vulnerabilidad, sin embargo están en alerta debido a la alta incidencia de fraudes bancarios de este tipo, que ocasionan recurrentes pérdidas a las instituciones que son víctimas de ello.

Más en TekCrispy