La creencia de que existe un vínculo entre el talento y la condición de ser zurdo tiene una larga historia; Leonardo da Vinci, Mark Twain, Mozart, Marie Curie, Nikola Tesla, Aristóteles y muchos otros personales de renombre histórico, eran zurdos. En actualidad tenemos sobrados ejemplos: Bill Gates, Barack Obama y Lionel Messi, también tienen la izquierda como su mano dominante; pero ¿es cierto que los zurdos son más propensos a ser genios?

En atención a ese cuestionamiento, un equipo de investigadores de la Universidad de Liverpool, llevo a cabo un estudio en el que se comparó el rendimiento matemático entre diestros y zurdos.

La preferencia de mano es una manifestación de la función cerebral y por tanto, guarda relación con la cognición. Se estima que los zurdos presentan un hemisferio cerebral derecho más desarrollado, el cual se especializa en procesos tales como el razonamiento espacial y la capacidad de rotar las representaciones mentales de los objetos.

Además, el cuerpo calloso (el haz de células nerviosas que conectan los dos hemisferios cerebrales) tiende a ser mayor en los zurdos; esto sugiere que tienen una conectividad mejorada entre los dos hemisferios, contando con una capacidad superior de procesamiento de información.

Hace más de 30 años, un estudio seminal afirmó que ser zurdo era una condición que predecía precocidad matemática. Sin embargo, la idea de que ser zurdo confiere una capacidad intelectual superior, ha sido cuestionada recientemente.

Varios investigadores han afirmado que ser zurdos no está relacionado con ninguna ventaja adicional en habilidades cognitivas, e incluso puede ejercer efectos perjudiciales sobre la función cognitiva general y, por lo tanto, el rendimiento académico.

Para tratar de determinar con certeza la cuestión, los investigadores realizaron un estudio  que incluyó una serie de experimentos, en más de 2.300 estudiantes de escuela primaria y secundaria. Estas pruebas variaron en cuanto al tipo y la dificultad de las tareas matemáticas.

Para asegurar la comparabilidad, se utilizó el mismo cuestionario para evaluar la imparcialidad en todos los experimentos.

Los resultados, muestran que los zurdos superaron al resto de la muestra poblacional cuando fueron involucradas tareas de difícil la resolución, tales como la asociación de funciones matemáticas para un conjunto dado de datos.

Este patrón de resultados fue especialmente claro en los adolescentes varones. Por el contrario, cuando la tarea no era tan exigente, como por ejemplo, hacer aritmética simple, no hubo diferencia entre zurdos y diestros.

Los zurdos parecen tener, en promedio, una ventaja en la solución de tareas matemáticas exigentes, al menos durante la escuela primaria y la secundaria. Estos resultados muestran que la lateralidad, como un indicador de la conectividad entre los hemisferios cerebrales, influye en la cognición, en cierta medida.

El Dr. Giovanni Sala, profesor del Departamento de Ciencias de la Psicología del UL y coautor del estudio señala: “La lateralidad es sólo una expresión indirecta de la función cerebral. Por ejemplo, sólo un tercio de las personas con un hemisferio derecho más desarrollado son zurdos. Así que muchas personas diestras tienen una estructura cerebral similar a los zurdos. En consecuencia, tenemos que tener cuidado en la interpretación de preferencia de mano de las personas, si lo vemos como un signo de genialidad o un marcador para el deterioro cognitivo.”

Escribir un comentario