Google Chrome 59

Google ha lanzado Chrome 59 para Windows, macOS y Linux. Una actualización que si bien no implementa cambios radicales para el usuario, son suficientes como para mejorar la experiencia con este navegador.

Uno de los primeros cambios que vale la pena mencionar, es exclusivo para los usuarios de macOS. Desde ahora, Google Chrome soporta las notificaciones nativas de macOS. Esto quiere decir que cuando los desarrolladores envían notificaciones vía la API de Notificaciones, estas se mostrarán con la interfaz nativa de macOS.

El siguiente cambio tiene que ver con las páginas de configuraciones que han sido rediseñadas siguiendo las guías de Material Design de Google. Es un cambio meramente cosmético, pero que hace que Chrome luzca en hegemonía con el resto de aplicaciones de Google.

Google ha integrado algo llamado Image Capture API, que habilita a los sitios web a capturar imágenes de gran resolución. En el terreno, esto implica que los desarrolladores de sitios web podrán crear apps que tomen control total sobre las configuraciones de la cámara, como el zoom, ISO y balance de blancos.

Otra API que Google ha integrado se llama Navigation Preload, y como su nombre indica permite a los desarrolladores precargar una solicitud de página mientras utiliza un servicio. En otras palabras, si por ejemplo vamos a pagar por un servicio, pero aún no hemos hecho clic en el botón de pagar, la siguiente página se comenzará  a precargar desde antes que tomemos la decisión. El objetivo es simple, darle al usuarios una navegación sin retrasos y percibir que el servicio responde de manera instantánea.

Además por supuesto, Chrome 59 implementa nuevas APIs multimedia para mejorar la reproducción de algunos archivos vía streaming, corrección de agujeros de seguridad que nunca faltan, y mejoras en la estabilidad. Llama la atención que Google ha pagado hasta US$ 23,000 en reportes de errores a los usuarios.

Y ya que Google lanza una nueva versión de Chrome cada seis semanas, a mediados de Julio tendremos Chrome 60.