Apple Homepod White

Tras muchos rumores, Apple ha presentado de manera oficial el HomePod, un altavoz que integra al asistente virtual Siri y que llega con todo para competir con el Amazo Echo y el Google Home. Sin embargo, y a diferencia de la competencia, Apple tiene algo muy claro: su prioridad es enfocar el HomePod a la música, no a Siri.

El dispositivo hace gala de un diseño cilíndrico, similar a los Mac Pro. Siete altavoces para altos y bajos y un woofer componen el sistema de audio que parece ofrecer una calidad de sonido óptima. En su interior, un chip Apple A8 potencia las operaciones de este altavoz como cancelación de eco, modelaje acústicos en tiempo real y otras, al tiempo que da vida a Siri.

Según explicó Phil Schiller, el HomePod puede escanear el espacio alrededor para optimizar el sonido. La calidad de sonido, es un detalle que todos tenemos pendientes de evaluar pese a que Schiller perjure que es muy bueno.

La música es suplida gracias al servicio de Apple Music. Podemos decirle a Siri que reproduzca cualquier canción en nuestra librería, o pedirle que busque más música similar a la que actualmente escuchamos. Por desgracia no hubo siquiera mención de que el HomePod vaya a soportar otros servicios como Spotify.

Otro detalle interesante, es que el HomePod es compatible con el nuevo AirPlay 2, un protocolo que Apple anunció más temprano. En este sentido, permitirá que personas los usuarios puedan sincronizar más de un altavoz a la vez y en diferentes cuartos de la casa, algo que resulta sin duda conveniente.

En cuanto a la integración de Siri, las posibilidades son sin duda estratosféricas, sobre todo ahora que Siri esta recibiendo una actualización. Podemos pedirle que realice un gran número de tareas como pueden ver en las capturas arriba y abajo de estas líneas; todo esto maximizado gracias a la integración con HomeKit de Apple.

Por último decir que el HomePod viene en dos colores, blanco y negro, y llegará en Diciembre por un precio de US$ 349 a  Estados Unidos, Reino Unido y Australia; al resto del mundo llegará en cualquier momento del 2018.