Una de las particularidades más preciadas de Windows es su adaptabilidad a los gustos personales de cada quien. Si eres del tipo de usuario que disfruta de la energía y vibra que trasmite una semblanza llamativa en tu sistema operativo, entonces encontrarás muy convenientes estos 5 ajustes que harán que Windows sea más colorido. Con estos retoques podrás cambiar los colores utilizados en todos los aspectos de su ordenador, desde las barras de menú y de los bordes, a los botones y las sombras paralelas.

1.- Color de acento

Una de las maneras más simples y más rápidas de añadir un poco de chispa a Windows 10, es mediante la selección de un color de acento. Para ello, pulsa la tecla de Windows + I para abrir la configuración y accede a Personalización> Colores. En este apartado se puede establecer un color específico a utilizar, ya sea mediante la selección de uno de colores de Windows, un color personalizado, o eligiendo automáticamente un color de acento del fondo.

De este modo puedes cambiar el color de los elementos de menú, los bordes de las ventanas y poner de relieve la barra de tareas. También puedes agregar el color elegido para áreas adicionales seleccionando el Inicio, la barra de tareas, el centro de acciones y barras de título.

5 Características De Windows 10 Creators Update Que Mejoran Tu Productividad

2.- Sincronizador de color de acento

Tienes toda la intención de darle vida a tu Windows y ya has dado el primer paso para lograrlo; sin embargo, aún no todo está como lo deseas, y eso se debe a la característica única que hace que los cambios específicos, sólo afecten a las aplicaciones de la plataforma universal de Windows. Con el sincronizador de color de acento, (Accent Color Synchronizer) puedes cambiar esto y lograr que los cambios también se reflejen en las aplicaciones de escritorio. Puedes descargarlo y al acceder al modo avanzado, desde donde puedes marcar cuáles son los elementos que deseas cambiar.

A continuación, se te presentan tres opciones: Sincronizar ahora, para aplicar estos cambios inmediatamente; sincronización automática, para que los cambios surtan efecto cada vez que cambies el color de acento y Restaurar valores predeterminados, para revertir los cambios realizados por el programa.

5 Trucos y Consejos Para Aprovechar al Máximo la Aplicación de Netflix en Windows 10

3.- Panel de color clásico

Es una utilidad de software que se utiliza para cambiar la configuración de color de la pantalla a nivel de sistema; el panel de color clásico, te permite cambiar los colores de una gran cantidad de elementos de Windows. Descarga la herramienta y al abrirla, tendrás la posibilidad de acceder a al panel de color, donde podrás realizar los cambios de tu preferencia.

Cerebro, el lanzador de aplicaciones y archivos para Windows 10 que deberías estar usando

4.- Colorea los nombres de los archivos cifrados o comprimidos

Con este pequeño ajuste, Windows te mostrará los nombres de los archivos cifrados en color verde y los nombres de archivos comprimidos en color azul. Para realizar esta modificación abre el Explorador de archivos con la tecla de Windows + E y accede a la carpeta que deseas aplicar los cambios. Haz clic en la pestaña Vista y en Opciones. En la nueva ventana haz clic en la pestaña Ver y en la lista mostrada marca la casilla Mostrar con otro color los archivos NTFS comprimidos o cifrados.

La herramienta definitiva para reparar los errores de iTunes en Windows

5.- Modo oscuro (Sólo en Windows 10 Pro)

Si ya has tenido suficiente luz y color y deseas dar un cambio radical, entonces te recomendamos el modo oscuro, que hace que las aplicaciones cambien su fondo de blanco a negro y el texto de negro a blanco. Para permitir esto, pulse la tecla de Windows + I para abrir Configuración; una vez allí selecciona Personalización> Colores y escoge en el modo por defecto de aplicación: oscuro.

Más en TekCrispy