Touch Id

Los rumores sobre la integración del Touch ID detrás de la pantalla del nuevo iPhone 8 comienzan a tomar mayor fuerza y detallar su funcionamiento. Según un informe del Economic Daily News (vía Digitimes), el iPhone 8 utilizará un sensor óptico en su lector de huellas digitales permitiendo ponerlo justo detrás de la pantalla OLED; en otras palabras no habrá un sensor Touch ID visible, haciendo esta solución una de las más elegantes hasta el momento.

Con respecto a los mecanismos precisos con los que este sensor óptico funciona, serán un misterio hasta que Apple haga su presentación oficial. No obstante, Apple ha registrado numerosas patentes relacionadas a esta tecnología que pueden darnos una idea de cómo pudo haber sido implementada (1, 2, 3). Lo cierto es, que la fuente de la información resulta muy confiable en esta ocasión pues se trata de nada más ni nada menos que TSMC, el fabricante de chips de Apple que habría soltado algunos datos en un simposio en Taipei.

Por otro lado, también se habló del formato de la pantalla, que cambiará de los 16:9, usados en el iPhone 7, a los 18 5:9. Este espacio adicional será el que antes ocupaba el sensor Touch ID. Se dijo que el iPhone 8 integrará unos sensores infrarrojos para mejorar la precisión de la cámara y dotarla de funciones de realidad aumentada.

Wearables y nuevos servicios de Apple compensan las ventas débiles de iPhone

En líneas generales, se espera que iPhone 8 implemente un diseño radical, con el Touch ID detrás de la pantalla, con un marco metálico y un chasis de vidrio, así como un incremento en la dimensiones de la pantalla hasta las 5.8 pulgadas que dejará muy pocos biseles en su parte frontal. Queda esperar a la presentación que Apple hará posiblemente en Septiembre.

Más sobre esta historia

Más en TekCrispy