Ataque Terrorista En Manchester Arena

Una mujer afirma que se salvó de morir en el atentado perpetrado el pasado 22 de mayo en la ciudad de Manchester, luego del concierto de Ariana Grande, debido a que su móvil le protegió contra parte de la metralla producida por la explosión.

La mujer de 42 años se llama Lisa Bridgett y había acudido al concierto en compañía de su hija, cuando se produjo el ataque; la explosión de una bomba, activada por un atacante suicida. Bridgett se encontraba justo en ese momento usando su iPhone, cuando los fragmentos volaron hacia su cuerpo. Le produjeron diversas heridas. Pero en particular un fragmento, concretamente una tuerca, se dirigía directamente a su cabeza. Afortunadamente, el móvil se hallaba en la trayectoria del proyectil, y amortiguó el impacto, salvándole la vida.

Las fotos del dispositivo que subió a Facebook su esposo Steve, muestran el móvil, aparentemente un iPhone 6s, con el evidente daño provocado por la metralla: la carcasa y la pantalla rotas, y además con restos de sangre. La tuerca puede verse en otra imagen tomada por Steve en el Manchester Whitenshaw  Hospital. El proyectil está dentro de uno de los ensangrentados zapatos de Lisa. Las fotos de los objetos ensangrentados pueden ser impactantes, pero se atenúa la impresión al saber que la dueña de los mismos salvó la vida.

Well here goes…..Lisa is in a positive mood and feels very lucky to be alive, witnessing first hand what could of been…

Posted by Steve Bridgett on Wednesday, May 24, 2017

Aunque las heridas fueron de consideración: la tuerca le causó una herida en la mejilla, perdió el dedo medio de su mano izquierda, una fractura en el tobillo y una herida en la cadera, además de otras heridas menores.

Con todo, Lisa Bridgett se halla de ánimo optimista, a pesar de saber que la pérdida del dedo es irreparable. El iPhone no es especialmente reconocido por tener una estructura robusta, pero es un alivio saber que, al menos en este caso, fue lo suficientemente sólido para salvar la vida de una persona