Google Fuchsia

A principios de Agosto del año pasado, Google sorprendía al mundo con su nueva iniciativa de creación de un nuevo sistema operativo, uno desarrollado desde cero. Lo más interesante de este sistema operativo, es que las intenciones de Google no eran claras ¿es este el sustituto para ChromeOS o para Android?, ¿quizás para ambos?. Pues bien, hoy Google ha seguido actualizando este sistema operativo que es completamente libre y usuarios han logrado compilarlo e instalarlo para ver su funcionamiento.

De entrada partimos de que Fuchsia esta construido sobre un nuevo Kernel al que Google ha denominado Magenta. Esta pieza es clave para el funcionamiento del nuevo sistema operativo y marca la principal diferencia con respecto a Android y ChromeOS, ambos basados en el Kernel Linux. Descartamos un sistema orientado al Internet de las Cosas pues Google lanzó para ello Android Things.

Su interfaz de usuario es llamada Armadillo. A simple vista, podríamos decir es una evolución de Material Design, utilizada actualmente en Android. A diferencia de la interfaces que hasta ahora conocemos, la organización de las que parece son las aplicaciones, esta basada en procesos integrados como podrán ver a continuación.

Como pueden ver, Fuchsia no tiene una pantalla de inicio con iconos necesariamente.

En lugar de iconos, las apps toman este aspecto de secciones rectangulares en la pantalla. En el centro de la pantalla aún puede apreciarse un botón de inicio.

La interfaz esta organizada de forma vertical, de modo que puedes deslizar a través del sistema y las apps

Al abrir una aplicación, esta parece posicionarse encima del sistema operativo en lugar de tomar la pantalla completa

Aquí otro ejemplo de una app o configuración superpuesta al sistema operativo

El tiempo y el indicador de la batería han sido posicionados en la base en lugar de la parte superior

Google Assistant parece estar integrado en Fuchsia, algo que no debe sorprender

Por supuesto, las primeras capturas de Fuchsia OS nos dejan aún con muchas dudas. A simple vista, parece un sistema operativo diseñado para los móviles. Sin embargo, en su código destaca el soporte y flexibilidad que tiene este sistema operativo para poder ser instalado en tablets y PCs por igual. Además, las aplicaciones tienen un modo ventana que por cierto, permite correr varias instancias de la misma aplicación.

Google disuelve junta que iba a supervisar su trabajo de inteligencia artificial

Es claro que aún queda mucho camino por recorrer, pero el perfil es claro, un sistema híbrido entre Android y Chrome OS, aunque repetimos desarrollado desde cero. Esperamos que más detalles sean revelados sobre este sistema operativo en la próxima Google I/O.

Los dejamos con el vídeo de Kyle Bradshaw quien ha tenido la amabilidad de compilar Fuchsia para dispositivos móviles. Desde aquí puedes incluso, descargar una aplicación para Android compilada con la interfaz de Fuchsia para que pruebes los menús.

Más en TekCrispy