Robot Dispensador De Farmacia

En un hospital de Singapur, los robots han tomado el control de la farmacia…para bien de los pacientes y de los farmaceutas.

En el hospital Tan Tock Seng el servicio de suministro de medicamentos ha sido automatizado al 80%, en virtud de que la agencia de tecnología sanitaria IHiS, adscrita al gobierno de Singapur, desarrolló lo que llamaron Sistema de Automatización de Farmacia para pacientes Ambulatorios (OPAS, por sus siglas en inglés). Este sistema utiliza inteligencia artificial y un equipo completo de robots llamados Rowa Vmax, para ocuparse del grueso del manejo de búsqueda, recolección por dosis, empaquetado y puesta a punto de la medicación que necesitan los pacientes del centro de salud.

Para una farmacia que se ocupa de más de 1400 pacientes diarios, suministrar medicamentos es una labor no sólo titánica, sino también estresante. OPAS se encarga de recibir la orden médica, y su sistema de IA organiza varios robots que buscan en cajones y estantes, sean cajas de medicinas, blisters o píldoras sueltas, para preparar la orden y llevarla hasta la taquilla donde un empleado la entrega al paciente. Han logrado reducir el tiempo de espera a un máximo de siete minutos. Las medicinas que requieren manejo especial, sin embargo, han quedado para que sean dispensadas por personal humano.

OPAS utiliza un equipo de robos provenientes de Estados Unidos y Alemania. Incluso uno de los robots había sido originalmente diseñado para ensamblar automóviles.

A pesar de que el sistema hace innecesario mucho del personal humano de la farmacia, en el hospital aseguran que no ha hecho falta despedir a nadie. Los empleados de más alto nivel han sido ascendidos a puestos de mayor relevancia, en tanto que los que desempeñaban tareas de menos responsabilidad se ocupan ahora de operar el sistema. Es una manera de ocuparse de la salud, tanto de pacientes como del personal.