Notebear

NoteBear, una joven empresa dedicada a aplicaciones educativas, está apostando a poner los celulares a jugar a favor del proceso educativo al lanzar Class, una aplicación que busca llevar la interacción entre alumno y estudiante a un nivel más automatizado.

Más que sólo una app, Class es un sistema que permite que el profesor monitoree en tiempo real qué tan bien están siguiendo los estudiantes la clase que se está dictando. A partir del nivel de comprensión que el profesor detecte en los estudiantes, podrá adaptar el ritmo de la clase, los temas cubiertos y el nivel de detalle.

Class permite también que los estudiantes intervengan en clase, haciendo preguntas sobre temas puntuales que se toquen en la clase, preguntas que llegarán de forma anónima al profesor. Desde su estación, el profesor también puede hacer preguntas, pero estas funcionarán en forma de encuesta al grupo. El sistema recoge las respuestas y elabora una gráfica con la que el profesor puede juzgar qué tanto del grupo sigue la clase y comprende las explicaciones.

La aplicación, disponible en class.notebear.com tiene una versión de prueba gratis por 7 días, y este tiempo puede ampliarse al invitar a otros a probar la plataforma. La versión de pago cuesta 19,99 USD por mes, pero otorga un período de gracia de siete días. Es una iniciativa que luce inteligente, en virtud de la omnipresencia de los dispositivos móviles en la sociedad actual, especialmente entre la población más joven.

Class puede verse como un intento de canalizar el uso de los dispositivos de este tipo en favor del aprovechamiento de la clase. Pero esto estaría por verse; no hay que olvidar que los usuarios buscan más que todo contenidos que les resulten atractivos. Y se corre el riesgo que durante la clase más de un estudiante abandone la aplicación para echar una ojeada a las novedades de su red social favorita.