Mecanismo De Latencia De Los Virus Y Cancer

Para asegurar su supervivencia, los virus se aseguran de derrotar el sistema inmunológico de su huésped y replicarse a sí mismos, o de encontrar un nuevo huésped. Sin embargo, a veces, los virus pueden permanecer en silencio en el cuerpo sin replicar, reactivándose cuando las condiciones son apropiadas, por ejemplo, cuando el sistema inmunológico del huésped está debilitado; esta capacidad viral de permanecer escondidos y en silencio, se conoce como latencia.

Investigadores de la Universidad de Pittsburgh han descubierto un nuevo mecanismo que podría explicar cómo las células de Merkel poliomavirus (MCV), virus responsable de la forma más agresiva de cáncer de piel, puede permanecer latente durante décadas después de la infección, para luego resurgir y provocar la enfermedad.

Las células de Merkel poliomavirus (MCV), fueron descubiertas en el año 2008 por Yuan Chang, MD, Profesor de Patología en la Sociedad Americana de Investigación del Cáncer y  Patrick Moore, MD, Profesor de Investigación de la Sociedad Americana del Cáncer, ambos autores del estudio.

La capacidad de permanecer en latencia, es lo que permite a los virus del herpes simple, por ejemplo, permanecer en las personas y periódicamente resurgir y provocar úlceras en la boca y en los genitales. Los virus del herpes utilizan mecanismos moleculares complejos para mantener la latencia, sin embargo, a diferencia de los virus del herpes, el MCV tiene una cantidad mucho menor de ADN y no posee un mecanismo de latencia propio.

En el estudio realizado, los investigadores utilizaron modelos de cultivo celular para mostrar que para permanecer en estado latente, el MCV secuestra la maquinaria de degradación normal de las células. El virus se aprovecha de moléculas celulares llamadas ligasas SCF E3, que normalmente funcionan en la célula para etiquetar las proteínas celulares destinadas a ser descompuestas por el proteasoma, fábrica de reciclaje de proteínas de la célula.

El Dr. Moore explica: “Normalmente, los virus elaboran medidas para evitar ser degradados por la célula y así poder infectar a un nuevo huésped. Sin embargo, en una forma de jujitsu molecular, el MCV se asegura que una proteína clave necesaria para su replicación, sea degradada continuamente y de este modo el virus, no sea eliminado por el proteasoma, que sólo degrada las proteínas.”

Los investigadores señalan que los hallazgos, descritos en el modelo de cultivo celular, necesitan ser confirmados en tejidos humanos y determinar si el MCV es el único virus que utiliza la latencia viral mediada por proteína o si existen otros virus que también utilicen mecanismos similares a fin de permanecer ocultos en el cuerpo humano.