Arbol Genealogico De Caninos

El perro, Canis familiaris, es la primera especie animal doméstica en ganarse un lugar dentro de casi todas las sociedades del mundo. Durante centurias, los perros han ayudado a los seres humanos con la caza y el manejo del ganado; han sido guardianes de casas, campos y tuvieron un papel crucial en las grandes guerras. Los investigadores del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano, publicaron el árbol evolutivo de perros más grande realizado hasta la fecha.

En el estudio realizado, los investigadores compararon 170.000 puntos en los genomas de 1.326 perros de 161 razas caninas modernas de las aproximadamente 350 existentes, con el fin de explorar su similitud genética.

Si bien, como era de esperar, se encontró que los perros de la misma raza tienen una estrecha relación genética, el análisis develó las relaciones entre las diferentes razas. De las 161 razas estudiadas, 150 fueron agrupadas en sólo 23 grupos diferentes.

Los 23 grupos parecen estar definidos en gran parte por la ubicación geográfica, atributos o habilidades físicas, tales como la capacidad para cazar por el olor. Los investigadores señalan que no fue sino hasta hace unos 300 años, que el desarrollo de nuevas razas comenzó a ser impulsada por la moda.

El mapa genético demostró que los perros que fueron criados para funciones similares no necesariamente tienen el mismo origen. El análisis sugiere asimismo que hay razas que han descendido de un antiguo tipo de perro, que pudo haber llegado a América, miles de años antes de que Cristóbal Colón descubriera el llamado Nuevo Mundo.

El equipo también analizó qué razas de los diferentes grupos comparten patrones particulares en la composición de su ADN, encontrando matices y aspectos que especifican la evolución de la estirpe.

Entre los hallazgos, los resultados revelan que mientras que el Labrador es principalmente un producto de la cría dentro del grupo retriever, su pariente cercano, el Golden Retriever, se diferencia principalmente por compartir un poco de material genético con el Setter Irlandés, Setter Inglés y el Terrier de Airedale.

Los investigadores del estudio creen que las razas de perros pasaron por dos períodos principales de diversificación. La primera ocurrió hace miles de años, cuando los perros fueron seleccionados por sus habilidades y el segundo, ocurrió hace unos pocos cientos de años, cuando los animales fueron criados por sus rasgos físicos.

El estudio no sólo arroja luz sobre la evolución de las diferentes razas, sino que también, revela por qué ciertos linajes son propensos a las mismas enfermedades, a pesar de que parecen ser muy diferentes.

Elaine Ostrander, coautora del estudio, comenta: “Quisimos averiguar cómo se formaron las razas y eso no es algo que se ha hecho de una manera amplia y sistemática antes; ahora contamos con novedosas herramientas que nos ofrecen una excelente manera de estudiar y comprender cuál ha sido la evolución de las razas de perros.”