Esclerosis Multiple

La esclerosis múltiple tiene una prevalencia de alrededor de 2,5 millones de casos confirmados en todo el mundo. Por lo general, las personas son diagnosticadas en sus 20 y 30 años y es más común en mujeres. A pesar de importantes esfuerzos, la ciencia médica aún no ha podido descifrar el origen de la enfermedad. Sin embargo, un equipo de científicos de las Universidades de Exeter y Alberta, ha hecho un hallazgo que pudiera ser la piedra angular para resolver, el hasta ahora desconocido origen de la enfermedad.

La esclerosis múltiple es una enfermedad que provoca que el propio sistema inmunológico del cuerpo ataque la mielina que protege los nervios en el cerebro y la médula espinal. Esto genera importante daño cerebral, una reducción en el suministro de sangre y oxígeno y la formación de lesiones en el cuerpo. Los síntomas pueden ser muy variados, y pueden incluir espasmos musculares, problemas de movilidad, dolor, fatiga y problemas con el habla.

En un reciente estudio, los científicos realizaron un significativo hallazgo para encontrar la causa de la esclerosis múltiple (EM), lo que podría allanar el camino para la investigación de nuevos tratamientos.

El equipo de investigación combinó experimentos clínicos y de laboratorio para explicar cómo las mitocondrias se tornan defectuosas en personas con EM. A partir de muestras de tejido cerebral humano, encontraron que una proteína llamada Rab32 está presente en grandes cantidades en el cerebro de las personas con EM, pero está prácticamente ausente en las células sanas del cerebro.

Los científicos pudieron constatar que donde la proteína Rab32 está presente, una parte de la célula que almacena calcio, el retículo endoplásmico, se acerca demasiado a la mitocondria. La falta de comunicación resultante desencadena un comportamiento irregular de la mitocondria, causando toxicidad para las células del cerebro de personas con EM.

Los investigadores todavía no saben lo que causa la afluencia no deseada de Rab32, pero creen que el defecto podría originarse en la base del orgánulo del retículo endoplásmico.

El hallazgo permitirá a los científicos buscar tratamientos eficaces que estén orientados directamente a la proteína Rab32, y ya se realizan nuevas investigaciones para determinar si existen otras proteínas que puedan tener participación en el desencadenamiento de la EM.

El profesor Paul Eggleton, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Exeter, expresó:

La esclerosis múltiple puede tener un impacto devastador en la vida de las personas; hasta ahora, la medicina sólo puede ofrecer, tratar los síntomas que desencadena la enfermedad, ya que todavía no sabemos las causas precisas que originan la EM. Nuestros recientes e interesantes descubrimientos, aportan una nueva vía de estudio y esperamos que con el tiempo, sirvan para el desarrollo de nuevos y eficaces tratamientos para la enfermedad.