Muestras De Sangre

A pesar de que toda la sangre está compuesta de los mismos elementos básicos, no toda la sangre es igual. La diferencia en la sangre puede parecer un rasgo innecesario en una especie. No obstante, si una persona recibe un tipo de sangre no compatible, ésta genera reacciones  perjudiciales o incluso mortales.

La razón por la cual los científicos creen que las personas tienen diferente tipo de sangre es la evolución. La supervivencia de una raza está directamente relacionada con su capacidad para protegerse de enfermedades.

Para entender por qué tenemos diferentes tipos de sangre, en primer lugar hay que entender su distinción. La diferenciación se realiza basándose en la presencia de un cierto tipo de proteína, que se encuentra en la superficie de las células rojas de la sangre en nuestro cuerpo. Esta proteína, o antígeno, tiene dos tipos: A y B.

[irp posts=”19856″ name=”Banda de papel identifica el tipo de sangre en menos de un minuto”]

Una persona cuyo grupo sanguíneo es A, tiene el antígeno A, mientras que una persona cuyo grupo sanguíneo es B, tiene el antígeno B en la superficie de sus células rojas de la sangre. Sin embargo, una persona que no tiene ni antígeno A, ni B, tendrá el grupo sanguíneo O, mientras que una persona que tiene tanto antígeno A como B, tiene el grupo sanguíneo AB.

Básicamente los antígenos son marcadores químicos de los glóbulos rojos, que ayudan al cuerpo humano a distinguir cuáles células son de su propio cuerpo y cuáles no; esta identificación de células extrañas, provoca una reacción agresiva cuando entran en el torrente sanguíneo. Una vez realizada la identidad, los anticuerpos se encargan de defender nuestro cuerpo.

Es muy probable que en algún momento hayas escuchado los términos “donante universal” y “receptor universal”. Estos se refiere a los individuos que tienen la capacidad de es aceptar la sangre de cualquier otro ser humano.