Samsung Galaxy S8 Pantalla Rojiza 1

El Galaxy S8 ya se encuentra disponible en el mercado y esta siendo por mucho, el mejor smartphone presentado hasta la fecha en lo que va del 2017. Sin embargo, su lanzamiento no ha estado exento de controversia pues quienes pudieron acceder a varias unidades con anticipación, vienen reportando que hay ligeras variaciones entre los colores de pantalla de una unidad a otra, particularmente, algunas pantallas se muestran ligeramente rojizas.

Inicialmente Samsung no había reconocido el problema como tal, sin embargo sabemos por fuentes de The Investor, que la empresa se encuentra trabajando en una solución que intentará balancear los colores de la pantalla de manera más efectiva. El parche llegaría la próxima semana a través de una actualización, así que estaremos atentos para ver los resultados.

New video – Does the Galaxy S8 have a serious screen issue? Link on my Instagram profile page, go check it out! ?

A post shared by Lewis Hilsenteger (@unboxtherapy) on

Según varios reportes, el fallo no afecta a todas las unidades. Pruebas realizadas por Lewis Hilsenteger, con una muestra pequeña de 10 Samsung Galaxy S8, demuestran que las variaciones entre los colores que emiten las pantallas de cada unidad varían ligeramente entre cada una.

Las variaciones como pueden ver son perceptibles si se colocan dos Galaxy S8 a la par, y efectivamente hay un ligero tono rojizo acentuado. Se desconoce el origen de este problema, pero aunque Samsung sugiere se trata de un problema de software, expertos en el tema han dicho que se trata de una falla en la fabricación de las pantallas y que es poco probable que un parche de software logre corregir el defecto.

Ahora bien, no hay porque alarmarse. Las variación en los colores no es mucha, y rápidamente pueden corregirse con el balance de colores de la pantalla reduciendo precisamente la intensidad del color rojo. Dicho esto, no hay razón por la que el usuario deba limitarse a comprar el Samsung Galaxy S8 por temor a que este error le vaya a causar mayores problemas. Claro, es algo que muchos no esperarían de un móvil que ronda los $800.