Iphone 8 Case Leak 1

A meses del lanzamiento oficial del iPhone 8 o iPhone Edition, o como sea que Apple lo vaya a llamar, los rumores sobre este nuevo smartphone estarán inundando las esferas mediáticas con noticias muy acertadas, algunas dudosas, y otras completamente falsas. Ahora mismo, muchos medios se han hecho con las imágenes del supuesto chasis que tendría el ‘iPhone 8’, uno horrendo con un agujero debajo de la manzana clásica de los iPhone que serviría para poner el sensor Touch ID. Pero la pregunta a todo esto, ¿son estas imágenes reales?

Para nuestra fortuna, no se trata de una serie de imágenes renderizadas y publicadas en la red social Weibo. Si, están muy bien elaboradas, y de hecho coinciden con las imágenes esquemáticas que hace unos días se filtraron también en Weibo, pero es que hay que entender la raíz de ese rumor para tranquilizarse y saber que no es una certeza de que Apple cometerá semejante error como poner el lector de huellas en la parte trasera.

Originalmente, el rumor que acompaña a una serie de imágenes esquemáticas, asegura que internamente, la compañía esta probando dos modelos de iPhone 8. Una con el lector de huellas atrás del móvil y otro con el lector de huellas incrustado en la pantalla. Esta práctica es algo que ayudaría al equipo de Apple a: 1- Decidir por conveniencia que tecnología favorece al usuario, 2- Servir de respaldo en caso de que una tecnología experimental como el Touch ID detrás de la pantalla llegue a presentar demasiadas fallas.

Samsung pasó por este mismo dilema hace casi medio año cuando estaba a punto de finalizar su Galaxy S8. Desafortunadamente, la gente de Synaptic no logró terminar a tiempo la tecnología para incrustar el lector de huellas en la pantalla y Samsung término eligiendo su segunda opción.

Habiendo dicho lo anterior, el hecho de que las imágenes sean renderizadas, no significa que Apple no haya pensado en esta opción. Es simplemente inadmisible para nosotros los usuarios, pero es un plan de contingencia que la empresa debe por ley tener.

Entre otras características, el iPhone 8 debería tener una pantalla de 5.8″ aunque el tamaño del móvil no exceda las medidas del iPhone 7. Esto se lograría gracias a que la pantalla ocupará la mayor parte de la parte frontal del móvil, con biseles muy ínfimos. Tendrá además una ligera curvatura, no tan acentuada como la del Galaxy S8.

Se dice también, que este modelo tiene una ligera curvatura en los bordes del cristal frontal y trasero del iPhone 8, sostenidos ambos por un marco de metal. Antes hablamos la importancia de que la parte trasera del iPhone 8 sea de cristal para facilitar la carga inalámbrica en la que Apple podría estar interesada, pese a que hay algunos que aún aseguran tendrá smart connector para tal fin.

Queda por ver si Apple logra sorprender a sus usuarios con este icónico iPhone que representa una década en desarrollo e innovación.