Exoplaneta

Al apuntar un telescopio de alta potencia a la constelación de Cetus, es posible distinguir una estrella enana roja que brilla en la cola. Aunque pueda parecer poco espectacular, alrededor de esa estrella orbita un planeta rocoso, que podría contener la respuesta a la crucial interrogante si estamos solos en el universo. Los científicos dicen que este exoplaneta es el mejor lugar para buscar signos de vida fuera del Sistema Solar.

El planeta llamado LHS-1140B, se encuentra ubicado a 40 años luz y en comparación con la distancia que separa la Tierra al Sol, está diez veces más cerca de su estrella, pero al ser una estrella de clasificación enana roja, orbita en lo que se conoce como la “zona habitable”, donde no es demasiado caliente, ni demasiado frío, creando posibilidad de que exista agua líquida en su superficie; además, los primeros indicios sugieren que cuenta con una atmósfera.

Las actuales condiciones de la estrella enana roja son particularmente favorables; gira más lentamente y emite menos radiación de alta energía que otras estrellas de masa similares.

El exoplaneta fue encontrado por un equipo internacional de científicos que ha estado estudiando los datos del Buscador de Planetas por Velocidad Radial de Alta Precisión del Observatorio Espacial Europeo (HARPS), que busca cambios regulares en el brillo de las estrellas.

Los astrónomos estiman que la edad del planeta sea por lo menos de cinco mil millones de años, un poco mayor que la Tierra. También dedujeron que tiene un diámetro de aproximadamente 1,4 veces mayor que la Tierra; sin embargo, presenta una masa de alrededor de siete veces mayor que la de nuestro planeta, y por lo tanto una densidad mucha mayor, lo que implica que el exoplaneta está probablemente compuesto de roca con un denso núcleo de hierro.

Ha habido varios avances recientes en la búsqueda de vida extraterrestre fuera del Sistema Solar. En febrero, científicos anunciaron que habían encontrado un sorprendente sistema solar como el nuestro, que llamaron TRAPENSE-1; sin embargo, los científicos que anuncian el reciente hallazgo, afirman que este descubrimiento podría ser el más importante en la historia de la búsqueda de vida extraterrestre.

El Astrónomo del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, Jason Dittmann, participe del importante descubrimiento, expresa:

Este es el exoplaneta más emocionante que he visto en la última década, se proyecta como el mejor destino para realizar una de las misiones más trascendentales en la historia de la ciencia: buscar evidencia de vida fuera de la Tierra.