Hiena

Con el tiempo, los procesos evolutivos han dado forma al sistema inmune de los vertebrados, incluyendo mecanismos para controlar el inicio, la duración y la intensidad de la respuesta inmune. Llama la atención la particularidad que presentan las hienas, que a diferencias de otras especies con las que comparten medio ambiente, como los leones, perros salvajes y otros carnívoros, las hienas raramente mueren de enfermedades infecciosas.

En un estudio realizado por un grupo de científicos, dirigidos el inmunólogo de la Universidad de Tasmania, Dr. Andrew S. Files, se enfoca en escudriñar en el sistema inmunitario, buscando las razones que expliquen cómo y por qué las hienas manchadas son capaces de sobrevivir a la exposición de patógenos que matan a otras especies.

La investigación comenzó observando los anticuerpos encontrados en el suero sanguíneo de la hiena, evidenciando mayores similitudes con los anticuerpos de los gatos, algo de esperar porque, aunque no resulta muy evidente, las hienas están más estrechamente relacionadas con los gatos que con los perros. A continuación, fueron observados los códigos genéticos de los genes que son utilizados por el sistema inmune para reconocer patógenos. Sin embargo estos resultados no ofrecieron ninguna clave que justificara la resistencia inmune de las hienas.

Los esfuerzos fueron orientados a estudiar la ecología y el medio ambiente, por lo que los investigadores realizaron estudios tanto en hienas en cautiverio, como en su estado natural, y al comparar, encontraron que las defensas inmunológicas básicas eran diferentes; se pudo comprobar que las hienas salvajes tienen niveles más altos de varios tipos de anticuerpos.

Efecto nocebo: pensar en los síntomas empeora las enfermedades

Otro aspecto de la ecología de la hiena manchada estudiado, fue el estricto orden social de sus clanes. Las hienas de alto rango son casi siempre hembras. Los machos emigran de otros clanes y entrar en el nuevo clan en la parte inferior de la jerarquía social. En este entorno, los científicos pudieron evidenciar un vínculo entre las filas de las hienas y sus perfiles inmunes. Por ejemplo, las hienas de alto rango, presentaron niveles más altos de las defensas inmunológicas básicas.

Esto podría ser debido a varias razones posibles. Una de ellas es que las hienas de alto rango pueden conseguir más comida y así tener más energía disponible para que su sistema inmunológico la utilice para combatir las infecciones.

En general, el sistema inmunológico de la hiena en el nivel más básico, es similar a otras especies. Sin embargo, esta investigación muestra que el medio ambiente, así como las estructuras sociales, juega un papel clave en la regulación de las defensas inmunitarias.

A pesar de que no se pueden ofrecer todas las respuestas, la investigación sienta las bases para una comprensión más profunda del sistema inmunológico de la hiena manchada, y allana el camino para que se puede seguir trabajando en obtener respuesta a la pregunta: ¿por qué las hienas manchadas se no enferman?

Responder a esta pregunta con precisión podría conducir al desarrollo de mejores vacunas y un uso más eficiente de las mismas, además puede aportarnos a una mejor comprensión de las enfermedades y la inmunidad en general.

Más en TekCrispy