Windows Vista

Microsoft acaba por fin con el soporte del infame Windows Vista, un sistema operativo que en su momento le causó muchos dolores de cabeza a la compañía pero contrario a lo la opinión general podría pensar, sigue estando presente en un gran número de ordenadores.

Quienes hayan tenido la oportunidad de haber probado este sistema operativo, recordarán de Windows Vista con un sabor agridulce. Por un lado, revolucionó con su interfaz moderna y la introducción de Aero Glass marcó una tendencia para los próximos años. No obstante, era un sistema operativo que no se llevaba bien con la retrocompatibilidad, que consumía muchos recursos y que tenía más agujeros que un queso suizo. Rápidamente, Microsoft lanzó Windows 7, pero ya Windows Vista había sido catalogado como uno de los fracasos en la historia de los de Redmond.

El fin del soporte de Windows Vista por parte de Microsoft tiene serias implicaciones para el usuario. Esto implica que los agujeros de seguridad que se encuentren en el sistema dejarán de ser parcheado. Por consiguiente, vuelve a los usuarios de este sistema operativo vulnerables al contagio de nuevos malware o ataques por parte de hackers.

Como es de esperarse, Microsoft aprovecha esta oportunidad para que los usuarios actualicen al flamante Windows 10 Creators Update, y aunque no lo dicen de manera oficial, todavía es posible hacerlo de manera gratuita. Lo mejor de todo, es que si tu viejo ordenador era capaz de soportar al glotón de Windows Vista, es casi seguro que correrá Windows 10 sin problemas.

Lo mejor que puedes hacer es instalar Windows 7 en modo de pruebas en tu ordenador, es decir dejarás la clave en blanco al instalar, y luego usar el truco para actualizar a Windows 10 que termina activando el sistema operativo si lo haces como te indicamos a continuación.

Todo lo que debes hacer es dirigirte a esta URL, descargar el actualizador que te proporcionan (clic en ‘Actualizar Ahora’), y seguir las instrucciones en las que el software te va guiando.

Este truco es completamente legal; se trata de una promoción indefinida que Microsoft mantiene de su sistema operativo Windows 10 para personas que usan las herramientas de accesibilidad. El Windows 10 que instalarás es la versión original, sólo que trae las herramientas de accesibilidad activadas por defecto, pero nada que no se pueda desactivar.