Revengeporn

La mayor red social, Facebook, ha anunciado que mejorará los mecanismos de que dispone para combatir el problema de la pornografía vengativa.

El término “pornografía vengativa” se refiere al tipo de contenido audiovisual (fotos y/o vídeos) sexualmente explícitos que a veces se comparte en las redes sociales sin el consentimiento de los involucrados. Este contenido comparte como retaliación contra la persona afectada, por una ex pareja, por algún pretendiente frustrado, o como consecuencia de una extorsión. El problema afecta de modo abrumadoramente mayoritario a mujeres, y ha arruinado carreras profesionales, familias e incluso provocado suicidios.

Enfrentados a la presión de asumir un papel más activo en la solución de esta problemática, ejecutivos de Facebook se reunieron el pasado año con representantes de más de 150 grupos de protección de la mujer, resultando en un compromiso por parte de la red social para hacer un poco más al respecto.

[irp posts=”17630″ name=”Spouseware, el malware dedicado a espiar a compañeros sentimentales”]

Como resultado, los usuarios que reporten contenido inapropiado podrán ver que una de las razones del reporte será “es una foto donde aparezco desnuda (o desnudo, según el caso)”. Las imágenes prohibidas por esta razón entrarán en una base de datos que servirá para prevenir, de manera automática, que las mismas sean compartidas desde alguna otra cuenta. Se usará un algoritmo de reconocimiento de imágenes para evitar que alguien suba a la red una imagen que ya haya sido prohibida. Los usuarios que compartan pornografía vengativa perderán sus cuentas.

Las mismas normas aplicarán para otros servicios que son propiedad de Facebook, como lo son Messenger e Instagram.

Esto, por supuesto, significa que Facebook deberá conservar las imágenes en su base de datos, lo cual puede causar aprehensión; pero en la red social aseguran que estarán difuminadas, y sólo un reducido número de empleados tendrá acceso a las mismas.