Manejar Y Conducir

A quienes acostumbran mirar o responder mensajes en el móvil mientras conducen o caminan por la calle, este artículo les interesa. Un serio informe revela que los índices de mortalidad y accidentes son elevados en personas que han estado usando sus móviles mientras conducían o caminaban. Así lo dice la Asociación de la Seguridad en Carretera de las Gobernaciones de EEUU. (Governors Highway Safety Association).

Según el último informe de la Asociación, es posible que por lo menos 6.000 usuarios de móviles en las calles hayan sido víctimas de accidentes por distraerse tan sólo en 2016, según reporta The New York Times, quien además indica que ha sido el índice más alto en las últimas 2 décadas.

El número de víctimas fatales que se han producido por estas causas, es ahora 11 veces mayor con relación al año anterior. Las investigaciones apuntan a que las muertes se han producido por el uso de móviles y distracciones por esta causa, mientras se conduce o mientras se camina por la calle.

Un estudio reseñado en el Times, realizado por The National Safety Council (Consejo Nacional de Seguridad), indica que por lo menos 40.200 personas han estado usando sus móviles justo antes del accidente que les causó la muerte; esta cifra es bastante similar a la que se registró en el año 2007.

Los mencionados informes también señalan que, en los estados en donde se camina más, como Delaware, Florida o Arizona, se registró un aumento de muertes por estar distraídos con sus móviles mientras caminaban por la calle; mientras que en los estados de Dakota del Norte, Dakota del Sur y Wyoming, el índice mortal ha sido inferior.

Ante tal situación, algunas ciudades del mundo, como los Ángeles y Madrid, han colocado y pintado señales que sugieren no usar el móvil mientras se está en la calle, y además en algunas otras ciudades del mundo se ha tomado la precaución de colocar carriles para que los peatones no sean atropellados, se tropiecen o colisionen al caminar, por cuanto es más difícil concienciar a las personas en este respecto.

El estar leyendo mientras se camina (incluso este artículo), es correr el riesgo de sufrir un accidente. Por el contrario es mejor detenerse para leer, y tomar consciencia de la propia seguridad.