Apple A10

De sobra es conocido en el mundo de la industria tecnológica, que Apple se inclina siempre que puede por fabricar su propio Hardware y Software. Esta filosofía de tener el máximo de control, le permite aplicar sus estándares y minimizar los riesgos. Pues bien, ahora parece haber llegado el turno al procesador gráfico o GPU de sus iPhones y iPads.

Según un informe de Imagination Technologies, la empresa que actualmente fabrica la GPU para los iPhones de Apple, la compañía de la manzana se encuentra trabajando en sus propios procesadores gráficos a fin de terminar con el contrato de Imagination en un periodo de dos años. Esta movida, hay que resaltar, sale a la luz luego de que hace un año el Financial Times informará sobre las negociaciones para que Apple adquiriera Imagination Technologies. Sin embargo estas resultaron infructuosas.

En el informe presentado por Imagination se recoge además datos de que Apple no ha infringido hasta el momento, ninguna patente del fabricante de GPU en sus diseños. Aún así, la empresa se encuentra muy escéptica de que Apple pueda conseguir un chip completamente nuevo sin tocar las patentes de Imagination. Con esto en mente, debemos saber que el producto que vaya a producir Apple de aquí a dos año debe ser uno radicalmente nuevo, original de pies a cabeza.

Pese al escepticismo de Imagination, que es normal, hay que recordar que Apple ya tiene experiencia en la fabricación de procesadores. Ahora mismo, fabrica sus CPU AXX con núcleos ARM que dejan atrás por mucho a la competencia. Puede que esta decisión al final, sea una que necesitaban para dar el siguiente paso hacia la inclusión de nuevas tecnologías. No olvidemos el interés de la empresa en realidad aumentada, algo que requerirá evidentemente, de mucha GPU.