Warhammer

Creative Assembly se vio en la tarea de unir su serie ‘Total War’ con el vasto universo de Warhammer Fantasy para llevar lo que sería una fusión increíble, que podría salir mal pero que al mismo tiempo encamina esta saga hacia una trilogía que promete.

Total War: WARHAMMER II  ya fue anunciado oficialmente y traerá los conflictos al nuevo mundo mediante una campaña narrativa que resulta imponente, esta se desarrollara en Naggaroth, Lustria, Ulthuan y las tierras del sur, lo que significa que podremos ver a 4 razas nuevas luchar en el campo de batalla.

El mal en el nuevo mundo lo ha contenido un vórtice arcano durante milenios, pero ahora este ha comenzado a debilitarse, lo que puede terminar en un cataclismo devastador. Fuerzas lucharan para que el vórtice vuelva a la normalidad, sin embargo, otras fuerzas verán esta ocasión para hacerse con el control de este.

Tyrion, el defensor de Ulthuan, guiará a los Altos Elfos en un intento para que el vórtice vuelva a ser estable mientras este se encuentra girando de manera enloquecida sobre el continente. Mientras que Malekith, el Rey Brujo guiará a su ejército de Elfos Oscuros fuera de Naggaroth sintiendo la debilidad del vórtice y buscando desaparecer para hacerse con una gran oportunidad.

Por otro lado, los hombres lagarto partirán hacia el norte desde Lustria. El mago sacerdote Slann, Mazdamundi tiene la esperanza de poder evitar este incidente, sin embargo, los métodos ancestrales deberán mantenerse.

La última de estas cuatro razas permanecerá en secreto por os momentos para mantener la emoción de los seguidores, de igual modo, será revelada dentro de poco ya que el lanzamiento se producirá este mismo año y llegará a la PC.

La sinopsis oficial del juego es la siguiente:

Hace milenios, asediado por una invasión del Caos, un cónclave de magos Altos Elfos forjó un enorme vórtice arcano. Su propósito era extraer los Vientos de la Magia del mundo, generar un gran remolino que los absorbiera para enviar a las hordas demoníacas de vuelta al Reino del Caos. Ahora el Gran Vórtice pierde fuerza y el mundo vuelve a estar al borde de la ruina una vez más.

Poderosas fuerzas deciden restaurar el Gran Remolino y evitar de este modo la catástrofe. Sin embargo, otros desean utilizar su terrible energía para sus malvados fines. Comienza la competición y el mismísimo destino del mundo estará en las manos del vencedor.