Descargas Ilegales

Cuando se trata de combatir los contenidos protegidos por derechos de autor, es común escuchar que las organizaciones apuntan por ir detrás de quienes se lucran. Sin embargo, en Alemania un tribunal supremo ha dictaminado que no sólo los chicos que realizan descargas ilegales deberían ser el problema, sino también los padres de estos. De hecho, aquellos padres que no controlen las descargas ilegales que hagan sus hijos podrán recibir ahora sanciones.

El precedente ha sido un caso resuelto por la Corte Federal de Justicia en Alemania en el que sancionaron con €3,500 a los padres de tres chicos que descargaron de manera ilegal el disco “Loud” de Rihanna en 2010. En el juicio, el padre se negó a revelar quién de sus hijos había sido el que descargo el disco. La corte no lo forzó a revelar al ‘perpetrador’, pero su fue obligado a pagar la sanción.

Christian Rohnke, abogado defensor en el caso, ha dicho que nadie tiene la obligación de entregar a sus hijos, pero si te rehusas a señalar al culpable serás obligado a pagar por la multa que se haya impuesto en el caso. Así pues, queda en los padres de familia orientar a sus hijos sobre las descargas ilegales.