Galaxy S8

Samsung ha presentado el día de hoy, y de manera oficial, el muy anticipado Galaxy S8, el nuevo smartphone de gama alta de la compañía que apunta a ser un estándar para la industria en el sector de los móviles con Android. Tras la presentación, nos ha quedado claro que la empresa surcoreana a puesto todo su arsenal en este móvil, quizás para disipar el mal sabor de boca que algunos tendrán por los episodios del Galaxy Note 7.

A primera vista, lo más llamativo de Galaxy S8 es su gran pantalla, una que ocupa casi todo el frontal de este móvil dejando espacio solamente en la parte superior para seis sensores que corresponden al sensor de proximidad, sensor de luz ambiente, LED infrarrojo y receptor para el reconocimiento de iris, cámara frontal y un sub receptor.

En cuanto a sus dimensiones y aspecto, su panel es uno 5.8 pulgadas en Galaxy S8, curva, Super AMOLED, que alcanza un máximo de resolución de 2960 x 1440 píxeles (QHD+). El Galaxy S8 integra una pantalla de 6.2 pulgadas con las mismas prestaciones. Samsung la ha bautizado como Rounded Edge Display, por sus esquinas curvadas, e Infinity Display, por la sensación de que ocupa el total casi todo el terminal, así que no es infinita realmente.

No hay botón físico de inicio, y por consiguiente tampoco lector de huellas en su parte frontal. El lector de huellas ha sido trasladado a la parte trasera del móvil, justo a la izquierda de la cámara principal. No obstante, hay que resaltar que el botón de inicio pasa a ser invisible. Un sensor de presión detrás de la pantalla nos devolverá una vibración para que estemos conscientes de que estamos presionando.

En cuanto a la experiencia del lector de huellas, es de fácil acceso para el Galaxy S8, no así con el Galaxy S8+. Por sus dimensiones, algunas personas podrán tener problemas al llegar hasta este. Otro detalle, es que se encuentra justo a la par de la cámara por lo que al intentar usar el lector de huellas será habitual tocar el lente y dejar nuestra marca.

El diseño del Galaxy S8 es uno muy elegante y que cumple, según Samsung, con la certificación IP68 que en otras palabras lo hace resistente al agua y al polvo.

En los laterales nos encontramos con el botón de Encendido/Apagado a la derecha, y los de volumen y el botón Bixby a la izquierda. Este último botón, nos servirá para invocar al nuevo asistente inteligente desarrollado por Samsung. Uno que según lo descrito por la compañía se integrará con todas las funciones de cualquier aplicación soportada.

En esencia, Bixby muy superior a su predecesor S-Voice. Su tecnología es capaz de interpretar el lenguaje natural, y se enfoca en identificar el contexto de nuestras órdenes. Samsung ha resaltado es que este asistente aprenderá a medida que lo usemos, por lo que con el pasar del tiempo sus respuestas serán más personalizadas.

Google anuncia Android Pie, la versión 9.0 de su sistema operativo

De momento Bixby se encuentra solo disponible en inglés y coreano, y se espera que el soporte par español llegue a mitad de año.

En cuanto a la cámara, que es un punto importante para los usuarios, Samsung ha optado por incluir una solo cámara principal. La empresa se ha enfocado mantener la gran calidad que caracterizó a la cámara del Galaxy S7. Su cámara principal o trasera, dispone de un sensor de 12MP, lente con apertura f1.7, estabilización OIS y sistema de enfoque Dual Pixel. En cuanto a su cámara frontal, implementa un sensor de 8MP, lente con apertura f1.7 y Smartfocus. Aparte están claro, las mejoras propias de la aplicación Cámara de Samsung, como el uso de stickers y las correcciones de imagen en tiempo real.

Hablando de su procesador, el Galaxy S8 y S8+ integrará un procesador distinto en dependencia de la región en que los compremos, el Qualcomm Snapdragon 835 en la versión Internacional y el Samsung Exynos 8895 en la versión para Asia. Tests preliminares que aparecieron en Geekbench revelan que el Exynos 8895 es superior al Snapdragon 835. Se suma a estos los 4GB de RAM para ambos modelos.

 

Y como habrás podido observar a través de estas imágenes, el Samsung Galaxy S8 viene en tres colores principales, Negro Cielo, Gris Orquídea, y Plateado Ártico.

En el apartado de accesorios, partimos por mencionar el DeX Station, un dock que convertirá al Galaxy S8 en un ordenador de escritorio con todo y periféricos. Samsung también apuesta este año por vender una gran variedad de accesorios de lujo, como carcasas transparente, fundas de silicona, carcasas con teclado, funda tipo libro, baterías externas, cargador inalámbrico y hasta protectores de pantalla. Ayer pudimos conocer los precios de estos en el mercado europeo.

En lo referente al Hardware, hay que decir que el Samsung Galaxy S8 esta apuntando en la dirección correcta, con características muy equilibradas, pero lo más importante, ofrece una experiencia que mejora muchísimo gracias a su gran pantalla. Esta sin duda es lo más interesante de este móvil tanto en lo visual como lo en lo funcional.

Ahora bien, no hay que dejar a un lado el hecho de que podemos convertirlo en un ordenador de escritorio con el complemento DeX Station. Esta funcionalidad le hace ganar puntos a este smartphone que sin duda esta entre los primeros de la lista de los mejores del 2017.

¿Cuando estará disponible?, pues su llegada al mercado esta prevista para el 21 de abril, y a partir de mañana será posible pre-ordenarlo. Los precios a los que se puede adquirir este móvil parten desde los $750 para el Galaxy S8 y los $850 para el Galaxy S8+.

Más en TekCrispy