Huellas De Dinosaurios Encontradas
AFP / Universidad de Queensland / Damian Kelly

Hace más de 100 millones de años, los continentes se movían, los niveles del mar ascendían y descendían violentamente y hasta asteroides llegaron a impactar la superficie terrestre; lo que para ese tiempo era un entorno húmedo y boscoso, rodeado de mares poco profundos, se convirtió en la accidentada costa del noroeste de lo que en la actualidad conocemos como Australia.

En un tramo embarrado de tierra, casi dos docenas de especies de dinosaurios vagaron una vez, dejando a su paso huellas que se han mantenido inermes hasta nuestros días. Pero investigadores de la Universidad de Queensland y la Universidad James Cook, reportan un impresionante hallazgo paleontológico al descubrir la más variada colección de huellas de dinosaurios del mundo.

En un estudio realizado por más de cinco años  en la lejana región de Kimberly, en el noroeste de Australia, un lugar conocido como el “Parque Jurásico” del continente, el equipo de paleontólogos ha podido reconocer una notable variedad de huellas que datan de casi 140 millones de años.

Los científicos invirtieron más de 400 horas de trabajo de levantamiento icnológico en la costa de Walmadany (James Price Point) desde el año 2011 a 2016. Se identificaron cuarenta y ocho sitios con rastros de dinosaurios en esta área y miles de huellas fueron examinadas y medidas in situ y usando fotogrametría tridimensional, una técnica utilizada para realizar una reconstrucción 3-D de un objeto, mediante la toma de fotografías desde una variedad de ángulos. Para algunas huellas, los científicos también hicieron moldes de silicona flexible, que luego podían usarse para producir réplicas.

Los rastreos se concentraron en tres áreas principales a lo largo de la costa: Yanijarri en el norte, Walmadany en el centro y Kardilakan-Jajal Buru en el sur. De las huellas examinadas, 150 podrían identificarse y asignarse a un mínimo de once y posiblemente un máximo de 21 tipos de huellas diferentes: cinco tipos diferentes de huellas de terópodos, al menos seis tipos de huellas de sauropodos, cuatro tipos de huellas de ornitópodos y seis tipos de huellas de thyreophoran.

El hallazgo es extremadamente importante, ya que forma el registro primario de dinosaurios no aviares en la mitad occidental del continente y proporciona la única visión de la fauna de dinosaurios de Australia, durante la primera mitad del período cretáceo.

Entre las sensacionales huellas de dinosaurios encontradas por los paleontólogos, sobresale la mayor huella de saurópodo (dinosaurio de cuello largo) jamás encontrada. Otro de los excitantes vestigios encontrados, revelan la primera evidencia de que el estegosaurio de cola puntada vivió en Australia.

El autor principal de la expedición, Steve Salisbury, paleontólogo de la Universidad de Queensland, declara:

Las huellas ofrecen una imagen instantánea de un momento preciso, un censo de una fauna extremadamente diversa de dinosaurios. Veintiún diferentes tipos de dinosaurios todos viviendo juntos al mismo tiempo en la misma zona. Nunca hemos visto este nivel de diversidad antes, en ninguna parte del mundo. Podría compararse al Serengeti del periodo cretáceo, y está escrito en piedra.