Gatos Amistosos

El gato doméstico ha mostrado una flexibilidad increíble en la vida social; a pesar de esta naturaleza adaptable, existe la frecuente creencia de que la independencia de los gatos socava su sociabilidad. Los amantes de los perros suelen manifestar que aunque los gatos no tienen olores desagradables, no necesitan que los lleven a caminar y son discutiblemente más inteligentes, no les agradan los humanos y son básicamente egoístas. Pero un estudio realizado en la Universidad Estatal de Oregón, reporta que los gatos no sólo les gusta la compañía de los humanos, sino que la prefieren por encima de aspectos tan fundamentales como alimentarse.

Para disipar los rumores que afirman que los gatos son antisociales y que las muestras de amor que ofrecen son interesadas, un grupo de científicos dirigidos por Kristyn R. Vitale Shreve del Departamento de Ciencia Animal y Pastizales de la UE Oregón, sometieron a un grupo de gatos a una serie de pruebas en donde se pudo determinar las preferencias de los felinos ante diferentes situaciones.

El estudio incluyó a 50 gatos adultos tomados de dos fuentes poblacionales: gatos mascotas y gatos de refugio. Los gatos fueron privados de contacto humano, alimentos y juguetes durante unas horas, y luego se les presentó la posibilidad de elegir entre comida, la interacción humana y juguetes.

[irp posts=”15500″ name=”Científicos japoneses afirman que los gatos son igual de inteligentes que los perros”]

Los investigadores reportaron que la interacción social con los seres humanos fue la categoría más favorecida; el 50 por ciento de los gatos ensayados mostró predilección ante este estimulo, mientras que sólo el 37 por ciento eligió la comida como su estímulo favorito.

Vitale expresa: “Si bien se ha sugerido que la sociabilidad del gato es sesgada, hemos encontrado que el 50% de los gatos que realizaron la prueba, prefirieron la interacción con humanos. Con esto se demuestra que los gatos prefieren socializar con humanos sobre la alimentación.”

Cada vez más investigaciones de cognición de gatos están proporcionando evidencia de sus habilidades socio-cognitivas y de su capacidad de resolver problemas complejos. No obstante, todavía prevalece la creencia común de que los gatos no son especialmente sociables o entrenables. Esta desconexión puede deberse, en parte, a la falta de conocimiento de los estímulos que los gatos prefieren.

El estudio también logró evidenciar que había muy poca diferencia entre las respuestas de los gatos que tenían propietarios y los gatos de refugio.

El hallazgo de que la mayoría de los gatos, ya sean mascotas o de refugios, prefieren las interacciones sociales con los seres humanos, seguido de los alimentos, sirve como punto de partida para potenciales pruebas cognitivas futuras.