Swatch

Swatch, el gigante suizo de la industria de los relojes, acaba de anunciar que sus gama de relojes inteligentes tendrá un sistema operativo propio, distanciandose de este modo de Android Wear y de WatchOS. Es una jugada sorpresiva en un universo donde estos sistemas llevan la voz cantante.

Nick Hayek, CEO de la firma relojera, explicó que el nuevo sistema será presentado para finales de 2018 en una nueva línea de relojes Tissot, que es una de las marcas de la que Swatch es propietaria.

De acuerdo con las palabras de Hayek, el nuevo sistema operativo consumirá menos batería y protegerá mejor los datos. Además, tendrá compatibilidad con iOS y Android, de modo de poder sincronizar los datos de otros relojes al nuevo. Y el sistema estará abierto a otros fabricantes.

Conoce todo sobre los LG Watch Style y LG Watch Sport, los primeros con Android Wear 2.0

Este nuevo reloj viene siendo la manera que tiene Swatch de plantar cara a los gigantes tecnológicos de Cupertino y Mountain View, que se encuentran de lleno en el mercado relojero con wearables como el Apple Watch. Dista mucho esta posición de la que asumió LVMH al desarrollar un nuevo modelo de su línea de relojes TAG Heuer de la mano de Google e Intel. Por su parte, Richemont anunció que para mayo comenzará a vender su primer reloj inteligente: el MontBlanc Summit, equipado con Android 2.0 a un precio de $890 .

Swatch ha estado eligiendo sus marcas de menor gama, como Tissot, para ir incorporándoles adiciones tecnológicas, como conectividad BlueTooth. Esta estrategia de “pensar en pequeño” es la que está usando en este caso, al elegir precisamente a Tissot como portador del nuevo sistema operativo.

La industria relojera suiza tiene tradición de más de 400 años, y la entrada de los gigantes tecnológicos ha despertado una encarnizada competencia. Aunque algunos expertos aún no se muestran convencidos con esta jugada, ya Swatch tiene 100 solicitudes de interesados en obtener más información sobre los nuevos relojes.

Más en TekCrispy