Fuerzaaerea

Una gran cantidad de información sensible que expone a más de 4000 oficiales de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, acaba de ser filtrada públicamente. Una unidad de respaldo desprotegida, perteneciente a un teniente coronel no identificado, parece ser el origen de la filtración.

Esta fuga de información se ha calificado como “El Santo Grial” para espías y rivales. Mucha de la información filtrada es altamente sensible, del tipo al que se accede sólo mediante autorización de seguridad vía palabra clave. Quedaron expuestos datos personales de oficiales de la fuerza, tales como nombres, direcciones, números de seguro social y números de teléfonos de los oficiales y sus cónyuges. Entre otros datos, se incluye información sobre sistemas de defensa, o los códigos de acceso de cientos de oficiales de la Fuerza Aérea.

La información más delicada, sin duda es la relacionada con procesos que se les siguen a miembros de la fuerza por diferentes causas como soborno, extorsión, acoso sexual y otras más graves..

Esto pone a estas personas en la mira de potencias extranjeras y compromete su seguridad personal.

Esta fuga fue descubierta por investigadores de la firma de seguridad MacKeeper, que efectúan auditorías de seguridad semanales a diversos organismos. Usando Shodan, un motor de búsqueda público diseñado para dispositivos conectados a la red, hallaron un dispositivo de almacenamiento desprotegido conectado a la red, que contenía la información y al que se podía acceder públicamente. Cualquier persona con acceso a la red pudo haber visto o descargado la información. La situación fue notificada a la Fuerza Aérea, que dejó el dispositivo fuera de línea luego de varias horas.

Chris Vickery, de MacKeeper, comentó que es difícil saber si hay otros dispositivos similares abiertos o accesibles, pero seguramente esto pondrá en alerta a la Fuerza Aérea en cuanto a la manera en que se permite al personal acceder a dispositivos similares a través de la red. En relación con esto, el Pentágono aún no emite una declaración oficial.