Facebook

Tras el Brexit en el Reino Unido, y las elecciones presidenciales en Estados Unidos, las preocupaciones de las grandes potencias frente a la difusión de las redes sociales se ha hecho muy evidente. Alemania, quien  celebrará elecciones de primer ministro en Octubre, ha intensificado su lucha en contra de las noticias falsas y urge a las redes sociales que mejoren sus sistemas para erradicar, y no solo sancionar, este tipo de contenido.

En Diciembre del año pasado, se dio a conocer sobre la propuesta de ley que el parlamento alemán estaba discutiendo para buscar sancionar con $53.2 millones de dólares americanos (según el cambio) a toda red social que opere en el país y que no elimine efectivamente las noticias falsas. Estas noticias falsas, serán identificadas por organismos conformados para la detección y verificación.

Pues bien, hoy el parlamento alemán ya tiene una propuesta de ley elaborada y más concreta. El borrador ha sido presentado por el Ministro de Justicia alemán, Heiko Maas y en su presentación, dio a conocer varios detalles relacionados a un estudio que analizó el comportamiento en redes sociales entre Enero y Febrero 2017. Los hallazgos son más que interesantes:

  • Facebook borra el 39% del contenido abusivo reportado.
  • Twitter sólo elimina el 1% del contenido abusivo reportado.
  • YouTube, elimina de su plataforma el 90% de los vídeos reportados como abusivos.
  • Sólo el 33% del total de publicaciones abusivas que se borran en Facebook desaparecen durante las primeras 24 horas posteriores a la denuncias.
  • De los tweets que Twitter elimina, ninguno desaparece durante las primeras 24 horas que siguen a la denuncia.
Twitter elimina diez mil cuentas por disuadir a votantes estadounidenses

El ministro Maas asegura además que:

Está claro que debemos incrementar la presión sobre las redes sociales. Necesitamos regulaciones legales con las que hacer que las compañías se vean obligadas a erradicar las ofensas criminales.

Con los datos presentados (que se ajustan a la realidad), es evidente que las redes sociales todavía tienen mucho trabajo que hacer para fortalecer y acelerar sus mecanismos que luchan contra las noticias falsas. Es justificación para que Alemania imponga sanciones tan severas, pues no realmente, pero lo que es seguro, es que esta presión hará que las redes sociales re-planteen la postura quizas blanda que han mostrado hasta el momento.

Más en TekCrispy