Mosquitos

De acuerdo a cifras de la Organización Mundial de Salud, más de un millón de personas pierden la vida anualmente a causa de una enfermedad transmitida por vectores. Los mosquitos son los más comunes al ser responsables de la transmisión de enfermedades de alta prevalencia global como Dengue, Zika, Chikungunya, Malaria, Fiebre amarilla, entre muchas otras.

En un trabajo mancomunado de la Universidad de Monash en Melbourne, Australia y la Universidad de Yale en Connecticut, Estados Unidos, los científicos lograron identificar dos genes de una bacteria que podrían servir para establecer una nueva estrategia para la esterilización de los mosquitos.

Wolbachia es el parásito más exitoso en el mundo jamás conocido. Probablemente nunca has oído hablar de él, porque sólo infecta a los insectos. El secreto del éxito de esta bacteria radica en su capacidad de inhibir la reproducción de sus anfitriones. Los biólogos han sabido que Wolbachia ha tenido este poder durante más de 40 años, pero es sólo hasta ahora que el equipo de científicos, liderados por el biólogo Scott L. O’Neill, han logrado identificar los genes específicos que confieren esta capacidad notable.

Genes virales determinan el crecimiento de alas en los pulgones del guisante

Las dos universidades han solicitado una patente sobre el uso potencial de estos genes, ya sea el parásito bacteriano o los propios insectos manipulados genéticamente, para producir métodos más eficaces para controlar la propagación de enfermedades transmitidas por insectos y para reducir los estragos de plagas agrícolas.

Wolbachia manipula comúnmente la reproducción de sus anfitriones por un proceso llamado “incompatibilidad citoplasmática (CI)”. Esto hace que el esperma de los machos infectados sea letal para los huevos de hembras no infectadas. Los investigadores han identificado un par genes de Wolbachia que producen este efecto.

Seth Borderstein, coautor del estudio, explica:

Cuando un macho infectado se aparea con una hembra no infectada, pocos o ninguno de los huevos eclosionan. Esto maximiza el número de hembras infectadas que se producen en cada generación, lo que es beneficioso, ya que sólo se transmite a través de la línea materna.

Esta es una estrategia muy eficaz que permite infectar a toda una población de acogida dentro de unas pocas generaciones o años“, añade Bordenstein. Desde hace varios años, los científicos han estado buscando maneras de utilizar esta bacteria para controlar la población de mosquitos que transmiten enfermedades a humanos, y los resultados de este estudio representan éxitos notables.

Este experimento comprueba que las avispas cuentan con un tipo de razonamiento lógico

Los resultados han sido muy prometedores, por lo que los investigadores están llevando a cabo estudios de campo en todo el mundo, para determinar la forma más eficaz de utilizar Wolbachia para controlar las poblaciones de mosquitos transmisores de zika y dengue, que se consideran las enfermedades virales transmitida por mosquitos más importante y de más rápida propagación en el mundo.

Más en TekCrispy