Imperio Azteca

Se estima que cuando Hernando Cortés arribó al nuevo mundo, en la actualidad México, en 1519, la población azteca era de unos 25 millones de nativos; pero transcurridos cien años, esa cifra se redujo a apenas 1 millón. La causa principal de esta dramática disminución de la población se atribuye a las enfermedades transmitidas por los exploradores europeos, pero hasta la fecha, ninguna enfermedad ha sido señalada como responsable. En una nueva investigación, los científicos sugieren que podría haber sido por una cepa única de Salmonella.

En un trabajo mancomunado en el que participaron científicos del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, el Departamento de Biología Evolutiva Humana de la Universidad de Harvard y el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, fue hallada evidencia que sugiere que las infecciones por Salmonella, pudieron haber sido uno de los factores que condujeron a la muerte de la gran mayoría de los aztecas que vivían en México después de la llegada de los españoles.

Con el uso de una herramienta denominada metagenómica MALT, los científicos secuenciaron el ADN de los dientes de individuos aztecas, enterrados en un cementerio ubicado en Teposcolula-Yucundaa en Oaxaca, al sur de México; este camposanto está vinculado a la epidemia ocurrida entre 1545-1576, conocida localmente como “cocoliztli” (que significa pestilencia en el dialecto náhuatl), matando entre 7 y 18 millones de personas, un evento que el Dr. Acuña-Soto, profesor de epidemiología en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México describió: “en términos absolutos y relativos la epidemia de 1545, fue una de las peores catástrofes demográficas de la historia humana”.

Los investigadores encontraron en 24 de las 29 muestras recogidas, que estaban asociados al cocoliztli, Salmonella enterica serovar Paratyphi C, agente causante de la fiebre tifoidea (paratifoidea). Aunque en la actualidad es una infección potencialmente letal en 10 a 15 % de los casos, pudo haber tenido un alcance mortal de mayor impacto en las sociedades humanas, siglos atrás.

El estudio sugiere que la Salmonella Paratyphi C pudo haber llegado a México, junto con la variedad de plantas, animales, culturas y tecnologías que acompañó el movimiento de personas desde Europa al nuevo mundo.

Coincidentemente, un equipo dirigido por Mark Achtman, microbiólogo de la Universidad de Warwick en Coventry, Reino Unido, recientemente ha presentado los resultados de un estudio realizado en una mujer de Noruega, que murió de fiebre tifoidea causada por Salmonella entérica Paratyphi C, unos 300 años antes de la epidemia que afectó a los aztecas.

¿Coincidencia? Existe una gran posibilidad de que la misma bacteria se haya extendido por toda Europa hasta llegar a España y luego ser llevada al “Nuevo Mundo”, cuando los españoles llegaron a México a principios del siglo XVI.

Aunque no se puede demostrar concluyentemente que la Salmonella provocó la enfermedad que acabó con la mayoría de los aztecas, la nueva evidencia hallada, sugiere que muy probablemente jugó un papel protagónico en el proceso.