Maxresdefault

A finales del mes pasado, todos pensamos que Samsung había cerrado el ataúd del Galaxy Note 7 luego de sus fatídicos episodios relacionados a baterías explosivas. La surcoreana presentó al mundo un informe detallado sobre lo que llevó al Galaxy Note 7 a causar tantos inconvenientes y pidió disculpas a sus seguidores, clientes y distribuidores. Sin embargo, la historia del Galaxy Note 7 está lejos de terminar.

Un medio norcoreano ha publicado un reporte en el que asegura que Samsung planea vender de nuevo el Samsung Galaxy Note 7, con baterías más pequeñas y no explosivas. Estos móviles, serían vendidos en la India y Vietnam, países donde el Galaxy Note no fue restringido por el riesgo de explosión a como se hizo en Estados Unidos y Europa.

Al parecer, Samsung dispone todavía de 2.5 millones de unidades del Galaxy Note 7, luego de utilizar hasta 20,000 o poco más en las pruebas para determinar la causa de la explosión de las baterías. Estas unidades renovadas vendrían con nuevas carcasas, sistema operativo actualizado a Android 7.0, y por supuesto nuevas baterías. Las baterías tendrían una capacidad de entre 3,000 a 3,200 mAh en contraste con sus baterías originales que eran de 3,500 mAh.

Si bien no es algo que Samsung haya confirmado, otros medios como ZDNet Korea y Reuters han reafirmado estos alegatos utilizando sus propias fuentes. Queda por ver el tipo de éxito que tendría esta nueva campaña y como promocionarán un smartphone que tiene desde ya un estigma entre los seguidores de la firma. Samsung, no obstante, asegura haber aprendido de sus errores: