1441448391 Cardiaca

Investigadores del Centro Médico de Boston han desarrollado una nueva prueba de diagnóstico que puede ayudar a los médicos a identificar a los pacientes con una condición llamada amiloidosis cardíaca. Los hallazgos aparecen publicados en la revista JAMA Cardiology.

La amiloidosis cardíaca es causada por plegamiento anormal de las proteínas que se depositan en el corazón. Estos depósitos de proteínas también pueden afectar otros sistemas de órganos en el cuerpo y pueden causar insuficiencia orgánica, que es potencialmente mortal. Esta forma de enfermedad cardíaca aparece principalmente en personas mayores.

La amiloidosis puede ocurrir a partir de una mutación genética que hace que la proteína TTR asociada se vuelva inestable, se pliegue erróneamente, y luego se acumule en el corazón. La mutación genética más común que causa la amiloidosis ATTR se observa en aproximadamente el 3,5 por ciento de personas afroamericanas.

Los depósitos de placas amiloides pueden causar anomalías eléctricas y disminuir la capacidad del corazón para relajarse y contraerse, lo que conduce a la insuficiencia cardíaca congestiva y todo tipo de arritmias y enfermedades cardíacas.

Algunos estudios revelan que muchos pacientes, sobre todo ancianos, han muerto de una insuficiencia cardíaca congestiva, o han desarrollado complicaciones diversas, por lo que la enfermedad producida inicialmente por la mutación genética representa un reto para la medicina.

Este desafío para el diagnóstico ha impulsado al equipo de investigación, dirigido por Frederick L. Ruberg, MD, director de imágenes avanzadas en el Boston Medical Center, y profesor asociado de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, para desarrollar nuevas estrategias de prueba para mejorar el diagnóstico, usando técnicas de reconocimiento de la proteína TTR.

Científicos crean un esófago humano en laboratorio

El resultado del estudio indica que identificaron una proteína específica de la sangre, llamada retinol vinculante proteína 4 (RBP4), y que se puede utilizar para determinar la probabilidad de amiloidosis ATTR en un paciente, antes de que el mismo adquiera una insuficiencia cardiaca congestiva.

Según concluyen los investigadores, este descubrimiento podría guiar la toma de decisiones en diagnósticos clínicos, y aumentar la identificación de esta enfermedad cardiaca. Dado que muchas terapias de nuevos fármacos para la amiloidosis ATTR se encuentran actualmente en diversas etapas de desarrollo e investigación, el reconocimiento y el diagnóstico preciso es esencial para obtener el tratamiento correcto para cada paciente.

“Dado que se están desarrollando nuevas terapias farmacológicas para tratar específicamente el ATTR, identificar a los pacientes con esta enfermedad, y proporcionar un diagnóstico precoz y preciso, es crucial para el tratamiento”, explicó Ruberg, autor de este estudio, que adicionalmente también podría colaborar en el tratamiento de la enfermedad cardíaca cuando ya se ha desarrollado. Este importante avance médico permite disminuir la tasa de mortalidad por problemas cardíacos, especialmente en personas mayores.

Más en TekCrispy