Iphone 8 X

Hace un par de semanas, analizamos los reportes de dos importantes analistas de mercado, Timothy Arcuri y Ming-Chi Kuo. Gracias a esto pudimos conocer de buena mano, lo que podemos esperar y es muy probable que se vaya a incluir en los iPhone de próxima generación a lanzarse en este 2017. Ahora, Ming-Chi Kuo ha vuelto con nueva información en la que asegura que es muy probable que el iPhone X o iPhone 8 soportará la carga inalámbrica pero Apple tiene que solventar antes, otro conflicto con su diseño.

Originalmente, se Kuo y Arcuri coincidieron que el iPhone del 2017 tendría un acabado en cristal con biseles de aluminio, similar a lo propuesto en el iPhone 4 pero con diseño mucho mas moderno. El objetivo de implementar el cristal en la parte trasera es para facilitar la carga inalámbrica del móvil, pero Kuo asegura que esto también acarrea un problema debido a que el cristal no disipa muy bien el calor como si lo hace el aluminio. El un nuevo reporte de Kuo, obtenido por MacRumors, describe al respecto de la siguiente manera:

Aunque no esperamos que el usuario en general note la diferencia, una pequeña lámina de grafito es necesaria para un mejor control térmico y, así, operar de manera estable; esto es porque la FCPB (Flexible Printed Circuit Board) es reemplazada con una película, que es más sensible a los cambios de temperatura del sensor 3D Touch en el iPhone OLED.

Así pues, este problema para evitar el sobrecalentamiento se suma a otro que ya enfrente el nuevo iPhone. El otro inconveniente tiene que ver con el hecho de que Apple pretende eliminar el botón de inicio. Esto implica que el lector de huellas digitales debe ser, o bien incluido detrás de la pantalla, o bien en la parte trasera, o dejar un espacio en pantalla para incluir un pequeño panel en la parte inferior.

Qualcomm presenta medida cautelar que prohíbe venta de iPhones en China

Entre otras cosas que se esperan de este nuevo móvil, podemos citar las siguientes:

  • Un diseño con una pantalla grande, OLED flexible, con bordes curvos y que ocupará toda la parte frontal –o más del 90%.
  • Eliminar el botón inicio.
    Actualizar la tecnología Touch ID a una que ofrezca más sensibilidad.
  • Lector de huellas digitales detrás de la pantalla –o de algún panel especial.
  • Parte trasera de cristal acoplada a la parte frontal mediante un marco de acero inoxidable –similar a lo que vimos en el iPhone 4.
  • Reconocimiento facial para mejorar la seguridad del móvil.

Si bien el iPhone 7 recibió muy buena aceptación y logró un más que aceptable margen de ventas, también es cierto que la tecnología implementada en estos smartphones se viene quedando por detrás de la competencia en algunos aspectos. Veremos si en este décimo aniversario del iPhone, Apple reinventa este icónico móvil.

Más sobre esta historia

Más en TekCrispy