Purga01

Google está enviando notificaciones a los desarrolladores de software que tienen aplicaciones en la Play Store, informando que serán penalizadas aquellas que no posean políticas válidas de privacidad.

Las notificaciones informan al desarrollador cuando cierta aplicación viola las políticas para el manejo de datos de los usuarios. En la mayoría de los casos, las aplicaciones infractoras adolecen de la misma falta: carecer de una política de privacidad.

Mensaje que Google ha comenzado enviar a los desarrolladores

Google anuncia que las penalización consistirá en tener “visibilidad limitada”, o sencillamente desaparecer de la Play Store. Esta purga probablemente permitirá la desaparición de las llamadas “aplicaciones zombi”, que son aquellas que continúan en la Store, más allá de que ya pasó el tiempo en que eran útiles. Pero también sacará de circulación aplicaciones pobremente desarrolladas, sin la motivación o las herramientas para incluir una política clara de privacidad.

Algunos desarrolladores han saludado la medida, viéndola como un esfuerzo de Google para sanear la Play Store, en especial de la enorme cantidad de aplicaciones que son, o pretenden ser clones mal disimulados de aplicaciones populares.

Pero el punto más importante de esta decisión tomada por la empresa de Mountain View, reside en el manejo inadecuado que tienen algunas apps de la información personal o información sensible a la que tienen acceso cuando se instalan. Google avisa a los infractores que tienen un plazo para incluir un enlace a un lugar donde se informe adecuadamente a sus usuarios sobre qué políticas de privacidad tiene su aplicación.

Alternativamente, el desarrollador puede retirar de su aplicación todo requerimiento para acceder a información sensible. Esta información puede ser el acceso a contactos, ubicación geográfica, o el uso de periféricos tales como el micrófono o la cámara. En el congestionado mercado de la aplicaciones Android, esta medida revela un interés legítimo por mantener limpio el panorama, y seguros los datos de los usuarios.

El plazo que tienen los desarrolladores para corregir cualquier infracción, vence el 15 de marzo de este año.