Nuevo método anticonceptivo masculino

Las opciones anticonceptivas masculinas no permanentes se limitan a los preservativos; la vasectomía aunque es un eficaz anticonceptivo permanente, técnicamente es difícil de revertir; en la actualidad no existen opciones a largo plazo de control de natalidad para hombres. Ante un entorno tan limitado, los científicos enfocan sus esfuerzos en ampliar las opciones y ofrecer una alternativa anticoncepcional que sea confiable, a largo plazo y reversible. Un estudio realizado en primates comprueba la efectividad de un producto que se perfila como el método anticonceptivo masculino ideal.

El ensayo reporta máxima efectividad, mínimas complicaciones y una excelente tasa de reversibilidad. Se trata de un método de control de natalidad masculino a largo plazo que implica el uso de un compuesto no hormonal denominado Vasalgel. Las pruebas fueron realizadas por un grupo de científicos en el Centro Nacional de Investigación de Primates de California.

La prometedora propuesta se basa en una inyección de Vasalgel, un polímero de ácido estireno anhídrido maleico, disuelto en dimetilsulfóxido, especialmente formulado para adherirse a las estrictas normas reguladoras.

¿Cómo funciona este nuevo método anticonceptivo masculino?

El procedimiento implica la introducción de una pequeña cantidad de Vasalgel en el canal que transporta los espermatozoides desde los testículos al pene, conocido como el conducto deferente, y actúa como una barrera de larga duración que impide el paso de la semilla sexual al exterior.

Estudio encontró que el VIH en las células hepáticas permanece inactivo

En el estudio, un grupo de 16 monos rhesus machos recibieron el procedimiento anticonceptivo Vasalgel y luego volvieron a su grupo, que incluía hasta nueve hembras reproductoras. Los monos fueron monitorizados durante al menos dos temporadas de reproducción, tiempo durante el cual no hubo concepciones y no se registraron efectos secundarios de importancia.

El procedimiento Vasalgel no interfiere con los niveles de producción de esperma y no provoca ninguna alteración hormonal. En resumen, los espermatozoides se siguen produciendo en los testículos, pero en lugar de ser eyaculados, se disuelven y son reabsorbidos naturalmente por el cuerpo.

A diferencia de la vasectomía, el procedimiento con Vasalgel es reversible fácilmente con el uso de un simple ultrasonido.

Catherine A. VanderVoort, coautora del estudio expresa: “Una de las grandes ventajas sobre el modelo de mono utilizado en el ensayo, es que su tracto reproductivo masculino es muy similar a los humanos; incluso producen más espermatozoides, por lo que es muy probable que este método anticonceptivo masculino sea igualmente eficaz en los hombres.”

Basados en los promisorios resultados obtenidos en este estudio, los científicos anunciaron que ya están preparándose para realizar las primeras pruebas del método anticonceptivo en humanos.

Más en TekCrispy