Robot Murcielago
El primer robot volador inspirado en un murciélago (Science Robotics)

Ingenieros de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign anunciaron este miércoles que lograron crear un pequeño robot que puede volar recreando los movimientos de un murciélago. El pequeño artilugio utiliza alas de membrana de silicona, y un armazón ligero que lo hace más eficiente desde el punto de vista energético.

En el campo de la robótica ya se había recurrido a la imitación de las estructuras biológicas de los seres vivos, como inspiración para desarrollar las máquinas. Esto se llama biomímica, Ya investigadores de la Universidad de California en Berkeley habían desarrollado un robot basado en un pequeño primate africano llamado galago, que es capaz de saltar el triple de su propia estatura.

El pequeño robot murciélago de 93 gramos se llama “Bat Bot” (B2), y pretende demostrar los avances en lograr simular la interacción compleja de un gran número de articulaciones. Un murciélago vuela gracias a la interacción de unas 40 articulaciones. Mediante el uso de cuadrirrotores se logra reducir el número de articulaciones a 9. La ligereza y flexibilidad de los materiales le permite al robot modificar su estructura en vuelo sin perder aerodinamismo. Además, durante el aleteo, sus alas pueden entrechocar o golpear objetos, prácticamente sin sufrir daños.

El primer robot pescador

En otra investigación, esta vez del MIT (Massachusets Institute of Technology), se anunció este miércoles la creación de robots acuáticos creados a base de hidrogel, que pueden desempeñar diversas tareas dependiendo del diseño. Una de las más curiosas es atrapar y soltar peces. El hidrogel es un material transparente y resistente, en gran parte compuesto por agua, lo que lo hace prácticamente invisible en un medio acuático.

Estos robots están construidos sobre la base de pequeños tubos flexibles por donde se bombea agua hacia y desde la estructura de hidrogel: otro ejemplo de biomímica. Este mecanismo se inspira en el mecanismo de eclosión y migración de las anguilas de cristal, explican Xuanhe Zhao y Hyunwoo Yuk, profesor asociado y estudiante graduado, respectivamente, del MIT. Hicieron su demostración con un robot capturando y soltando un pez dorado, y otro “pateando” una pelota bajo el agua.

Más en TekCrispy