Samsung Galaxy Note 7

Mediante una rueda de prensa, Samsung ha hecho público su informe –uno que le debía a todos sus usuarios– sobre los motivos que llevaron al Galaxy Note 7 a provocar explosiones a diestra y siniestra.

En la conferencia, Samsung ha partido por ofrecer sus mas sinceras disculpas y gratitud hacías los usuarios del Galaxy Note 7, las operadoras móviles, distribuidores socios de negocio. Además, Samsung ha explicado que a lo interno la compañía ha montando nuevos procesos de calidad y seguridad para reducir el riesgo de que un evento similar vuelva a ocurrir en sus productos.

Particularmente, Samsung explicó que se han tomado la decisión de crear un equipo asesor de baterías en el cual estarán involucrados varios expertos académicos y consultores externos a la compañía que se enfocarán valorar, supervisar, y recomendar las baterías implementadas en los nuevos dispositivos de la empresa.

En cuanto al problema que causó las explosiones del Galaxy Note 7, Samsung y el equipo independiente presentaron dos escenarios distintos en los que el principal problema fue el diseño de la batería. Estos dos escenarios se debe a que los dos fabricantes de la batería tenían problemas de diseño distintos que al final conducieron al mismo resultado.

En el primer escenario, el defecto de fabricación fue que los electrodos negativos estaban doblados y sus puntas estaban ubicadas de manera incorrecta. La combinación de estos factores permitió el contacto directo entre los electrodos positivos y negativos causando un cortocircuito y la explosión cuando la batería se expandía al alcanzar temperaturas elevadas.

Samsung se vuelve a burlar de la muesca del iPhone X con un nuevo anuncio

En el segundo escenario, fue un poco más complicado determinar los motivos porque habían muchas variantes de un mismo problema. Sin embargo se concluyó que la soldaduras dentro de las capas de la batería eran muy pronunciadas en los electrodos positivos, permitiendo que estas perforarán la capa aislante y entrarán en contacto con los electrodos negativos produciendo el cortocircuito y su posterior explosión.

Es interesante que Samsung se ha lavado las manos diciendo que el diseño propiamente del Galaxy Note 7 no fue el causante de las explosiones sino mas bien las baterías –diseñadas por ellos mismos. Admitieron eso sí, que no fueron capaces de identificar el problema con la batería de reemplazo de forma oportuna.

De esta forma, Samsung cierra uno de los capítulos más amargo protagonizados en su historia. Trata además de recuperar la confianza de sus clientes y prepararnos para lo que está por venir en su Galaxy S8 —con todo lo que se rumora, seguro que los usuarios le daremos la oportunidad.

Más en TekCrispy