Maxresdefault 1

Por fin se ha lanzado la Nintendo Switch, la consola de última generación de la gran N. Contra todo pronóstico, la apuesta de Nintendo no deja indiferente a sus usuarios y plantea una consola híbrida que si bien muchos no terminan por entender, se trata de la consola con más novedades incluidas en los últimos años y estas, van más allá de la potencia gráfica -hay que ser claros, Nintendo apuesta más por la jugabilidad.

Entre su aluvión de características hay una que seguro gustará mucho a los padres que se preocupan por el contenido que sus hijos consumen, el control parental. A diferencia de sus competidoras, la Nintendo Switch incluye un sistema de control parental que le otorga, valga la redundancia, mucho más control a los padres.

Partimos por la app de Control Parental diseñada por Nintendo. Desde esta aplicación podrán ejecutar una gran variedad de opciones que al tiempo que sirve de monitor remoto de lo que nuestros hijos están jugando. En resumen, este es el poder que otorga a los padres la aplicación de Control Parental para la Nintendo Switch:

  • Monitorear qué juegos están jugando nuestros hijos y el tiempo que lleva jugándolos.
  • Poner una alarma que indique en pantalla a nuestros hijos que es momento de dejar de jugar.
  • Si nuestros hijos hacen caso omiso de la alerta, podemos deshabilitar la Switch.
  • Podemos seleccionar individualmente cuantas horas al día queremos que nuestros hijos pasen frente a la Switch.
  • Podemos setear restricciones basándonos en la clasificación por edad de los videojuegos, así como deshabilitar las funciones sociales para ‘X’ juego si consideramos que las redes sociales y el multiplayer pueden ser peligrosos para nuestros hijos.
  • Como bonus diría, al final de cada mes, la aplicación dará un reporte de las horas jugadas y los juegos más utilizado -el argumento perfecto para el sermón al finalizar los exámenes.

La aplicación de Control Parental estará disponible para iOS y Android al momento del lanzamiento de la Nintendo Switch.