Peace Sign 2

La huella digital se ha vuelto en el método más seguro para proteger nuestros dispositivos electrónicos. Desde móviles, pasando por coches y cerraduras de nuestra casa, hasta ordenadores, la implementación de nuestros datos biométricos no solo ha mejorado nuestra seguridad sino que ha hecho que estar protegidos sea más fácil. No obstante, científicos japoneses advierten que debemos estar prevenidos y estar pendientes de esa zona de confort pues hackear nuestra huella digital puede ser tan fácil como tomar una foto de nuestras manos.

En concreto, los científicos del National Institute of Informatics (NII) en Japón, han logrado demostrar que con solo fotografiar nuestros dedos a una distancia de tres metros del lente es sencillo extraer nuestra huella, replicarlas y vulnerar cualquier dispositivo que dependa de este tipo de seguridad biométrica.

Isao Echizu, jefe de este proyecto, aseguró en entrevista con el diario Sankei Shinbum, que bastaría una foto en la que aparezcamos haciendo el signo de paz para que cualquiera se haga con nuestra huella digital. Esto se debe a que un los móviles que de última generación disponen de cámaras de alta resolución y como ya sabemos, ofrecen mayor nitidez y detalles.

Si bien el equipo del NII ha logrado reproducir el ataque utilizando diferentes dispositivos y diferentes sujetos, concluyen que hay formas de evitar este tipo de ataque por parte de hackers. La solución consistente en una delgada lámina plástica transparente que puede colocarse sobre las huellas dactilares de aquellos que quieran extremar sus precauciones. La lámina plástica hará refracte sobre los dedos y en lugar de obtener una huella digital se vería una mancha borrosa.

Por supuesto es una solución poco convencional y práctica. Habrá quienes prefieran utilizar guantes que igual son de utilidad, pero como dije es una solución implementada para quienes deseen extremar precauciones.