China Smog

A pocos días de la navidad del 2016, China emitía una alerta roja por las altos niveles de contaminación en zonas muy pobladas. Los niveles de smog. Para complicar las cosas, una densa neblina a complicado aún más la visibilidad a tal punto que desde una vista aérea son casi indistinguible los más altos rascacielos.

La foto a continuación, tomada por el corresponsal de la CNN Jim Sciutto, muestra cuán dañino se ha vuelto la nube de smog que envuelve en un manto denso a toda la capital de China y que, en consecuencia, está causando retrasos de vuelos y otros muchos cancelados.

Lo peor de todo, es que debido a las bajas temperaturas que azotan el país, los residentes están utilizando más carbón para calentar sus hogares, lo que a la vez exacerba el problema de la contaminación.

El número de casos de exacerbación de asma y enfermedades pulmonares obstructivas crónicas se ha disparado precisamente a que, al no utilizar mascarillas de protección, el aire que se inhala en estas zonas acarrea una serie de partículas irritantes.

Autoridades han decretado que el índice de PM 2.5 (Particulate Matter o Materia Particulada) es de 186 µg/m3, es decir siete veces el valor considerado como perjudicial para la salud. En el caso de China, el PM 2.5 se compone de hollín, carbón y polvo.

Es evidente, que las autoridades en China deben ejecutar un plan de intervención radical que se enfoque en reducir la emisión de gases contaminantes. Lo que es peor, debe buscar reducir el consumo de carbón en los hogares que están aportando igual cantidad de agentes nocivos al medio ambiente.