Toyota Concept I E1483740233570

En el CES 2017, Toyota dio a conocer su más reciente promesa llamada Concept-i, una propuesta que tiene que ver con la experiencia del usuario. El proyecto especialmente diseñado para que el conductor se divierta, es una visión futurista que podría ser real en 2030, según indican desde Toyota.

Expresa Bob Carter, vicepresidente senior de Toyota: “Los coches siempre han hecho más que trasladarnos del punto A al punto B. Los autos son nuestra casa sobre ruedas; nos conectamos con ellos y construimos una relación emocional”. Gracias a la investigación en inteligencia artificial avanzada, Toyota estima que en el futuro de la industria automotriz el vehículo podrá conectarse con su dueño.

Toyota aspira a construir el vehículo del futuro con una tecnología que es atractiva, envolvente, cálida y agradable. En el núcleo de este vehículo yace un sistema de inteligencia artificial avanzada llamada Yui, capaz de aprender y crecer con los conductores. Está capacitada para recordar el estilo de vida y los lugares favoritos del conductor. Además detecta el estado emocional, si estás contento o afligido. Yui puede iniciar una conversación con el conductor y advertirle de las situaciones internas y externas. Por supuesto, el Concept-i es totalmente autónomo y ecológico.

Sin embargo, el Concept-i todavía se encuentra en una etapa de investigación y desarrollo, que se lleva a cabo en el Instituto de Investigación de Toyota en Palo Alto y Cambridge, acorde con el anuncio realizado por Toyota, en la pasada edición del CES.

Toyota sigue creyendo que el coche autónomo nivel 5 (totalmente independiente) está lejos; sin embargo, el coche autónomo nivel 4 podría llegar en una década. Con un coche en este nivel, el conductor debe estar preparado para asumir el control y manejar manualmente cuando exista el riesgo de accidente o si se presenta una situación que ponga en peligro la seguridad de los pasajeros.

 

Aunque queda mucho camino por recorrer, el concepto de Toyota para el futuro está claro: automóviles  basados en personalización, conectividad, seguridad, autonomía y contenido; en otras palabras, en el desarrollo de software.